La evolución de la alimentación a través de los archivos

La Alhóndiga acoge hasta el 16 de junio una exposición con motivo del Día Internacional de los Archivos, que se conmemora el próximo 9 de junio

155
Los visitantes a la exposición escuchan con detenimiento las explicaciones del guía. / kamarero
Publicidad

Este próximo 9 de Junio se celebra el Día Internacional de los Archivos y por ello Segovia y sus provincias se han volcado para realizar una exposición dedicada a la alimentación vista a trabes del patrimonio documental conservado en los archivos segovianos.

La Alhóndiga acoge hasta el 16 de junio esta muestra en la que se puede ver una evolución de la producción de los alimentos, su transformación por la industria agroalimentaria, con la llegada de impuestos, aranceles y sisas para su posterior comercialización.

Sin duda el escenario elegido para esta exposición es inmejorable, pues la propia Alhóndiga fue en su día un lugar destinado a la compra y venta de cereal, así como un almacén del mismo. Allí donde se acumulaba el grano ahora se pueden ver documentos más que importantes y saber cómo han conseguido alimentarse los segovianos a lo largo de las historia e incluso para entender la evolución de la dietética, es decir, el por qué ha día de hoy seguimos tomando ciertos alimentos.

“La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas y para el pobre, cuando tiene que”, esta es una de las muchas frases que ilustran esta exposición que viene a reflejar los problemas que han tenido a lo largo del tiempo los jornaleros que en más de una ocasión ha tenido que ver cómo el fruto de su trabajo no tenía una gratificación y debía quedarse con los brazos cruzados como sus cultivos era n casi expoliados para otros fines.

La exposición está separada en cuatro bloques temáticos seleccionados en este ámbito tan amplio: el sector primario (agricultura y ganadería), el secundario (industrias agroalimentarias y de transformación agraria), el terciario: servicios dedicados o relacionados con la alimentación, ‘De cómo el poder se come nuestra comida’, una sección dedicada a los impuestos y privilegios frente a las ayudas y, por último, ‘Cuando el chef nos sirve la comida’: beneficencia, intendencia militar, pan, sal y cuaresma, y quiénes garantizan la comida.

Entre los documentos que se pueden ver está el menú del banquete que la provincia ofreció al general dictador Miguel Primo de Rivera en el Teatro Cervantes en 1926, con langosta, huevos a la Unión Patriótica y ‘champagne’ español, entre otras exquisiteces. A este acto acudieron los alcaldes de todos los municipios segovianos y cerca de 300 personas compartieron mesa con el militar.

Bulas de Inocencio X (1646) y de Clemente XII (1736) que exceptuaban la prohibición de comer carne en determinados casos durante la cuaresma o cartillas del comedor infantil y de asistencia social de Sepúlveda durante la Guerra Civil son otras muestras entre las muchas curiosidades e información de interés con la que cuenta esta exposición distribuida en 12 paneles.