Estacion Esqui Navacerrada Ultimo
Estación de esquí de Navacerrada. / KAMARERO

La estación de esquí de Navacerrada echó este miércoles el cierre como último día de temporada. Este final supuso un gesto amargo para los operarios por la posibilidad de que la clausura sea definitiva.

Los responsables de la estación señalaron que la temporada de este año ha resultado “dura” por el contexto sanitario generado por la Covid-19. Pero sin duda el mayor varapalo les ha venido del Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, de no renovar la concesión de las tres pistas situadas en la vertiente segoviana.

El portavoz de la estación, José Conesa, explicó que aunque se trataba de un “cierre normal de temporada” previsto para estas fechas por motivos de contratos laborales, existe el temor de que no pueda abrir el próximo invierno.

En todo caso, Conesa indicó que mantienen la “esperanza” de que la ministra Teresa Ribera, que “es quien tiene la última palabra”, al final “recapacite” y “decida” sacar un “nuevo concurso con nuevos condicionantes” para una “estación de esquí del siglo XXI”.

Este miércoles subieron los últimos esquiadores de este año a Navacerrada, sobre todo desde Madrid aprovechando las agradables temperaturas que se registraron. Muchos de ellos han aprendido a deslizarse por la nieve en estas laderas, como lo han hecho algunos de los grandes deportistas, como los de la familia Fernández Ochoa.

“Seguimos trabajando intensamente para conseguir que ambas instituciones reconsideren esta decisión política y sin fundamento técnico”

La empresa que se ha encargado de la explotación de la estación estos años, emitió un comunicado informando del fin de la temporada y agradeciendo el “apoyo incondicional” que han recibido durante la temporada y, “en especial, en estos últimos meses” tras la decisión del Gobierno “de no renovar la concesión de los terrenos en Segovia” en donde se ubican las pistas de El Bosque, El Escaparate y El Telégrafo. “Decisión que, de confirmarse como definitiva, implicaría el cierre de la estación en su totalidad”, resaltan. “Como sabéis, seguimos trabajando intensamente para conseguir que ambas instituciones reconsideren esta decisión política y sin fundamento técnico alguno, de forma que se prorrogue la concesión de los terrenos y podamos mantener la actividad tanto de la estación, como de todos los negocios asociados (bares, restaurantes, tiendas de alquiler de material, etc.) que operan en el entorno”, afirman.