La empresa que presta la ayuda a domicilio en Segovia insiste en pedir indemnización

Sacyr Social reclama al Ayuntamiento la suspensión parcial del contrato y más de 100.00 euros en concepto de daños y perjuicios por la pandemia

La empresa adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Segovia, Sacyr Social, insiste en reclamar una indemnización de más de 100.000 euros, en concepto de daños y perjuicios como consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid-19 que ha afectado a la actividad del mismo. Asimismo reclama una suspensión parcial de este contrato municipal cuya vigencia vence el próximo mes de marzo.

El pasado mes de noviembre, la Junta de Gobierno Local del Consistorio segoviano ya desestimó la reclamación presentada por la empresa contratista en el mismo sentido al considerarla extemporánea e improcedente, ya que el servicio no se ha suspendido en ningún momento. Además, aprecia “ imposibilidad sobrevenida de su ejecución”. Sacyr Social reclama 100.169,32 euros (IVA excluido) por las circunstancias del servicio, debido a la crisis sanitaria, entre el 19 de marzo y el 20 de junio del año pasado.

Ante el acuerdo que rechazó la primera solicitud, la adjudicataria ha presentado un recurso de reposición que será uno de los primeros puntos a abordar hoy jueves en la reunión semanal de la Junta de Gobierno Local, y nuevamente la propuesta del Servicio municipal de Contratación es que no se tome en cuenta la reclamación de Sacyr.

Como se recordará, el pasado diciembre, la concejala de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, al hacer balance de este área municipal comentó que el número de usuarios de ayuda a domicilio en el municipio había experimentado una reducción durante el confinamiento, en parte por el miedo al contacto con el personal que lo cubre y en parte porque la atención quedó cubierta por familiares que estaban en casa.

Sin embargo, Peñalosa añadió que a partir de mayo o junio aumentó el número de personas atendidas en este servicio para llegar aproximadamente a las 5.000 prestaciones lo largo de todo el año, según la estimación de la Concejalía.

A finales de marzo, la edil de IU había informado de que 115 de los 491 usuarios en alta en febrero, antes de que se declarase el primer Estado de Alarma, solicitaron voluntariamente la suspensión del servicio por contar con otros apoyos. Por otro lado, se habían registrado 6 altas urgentes desde que comenzó la crisis sanitaria.

Se da la circunstancia, por otra parte, de que en abril del año pasado se aprobó una modificación del contrato en vista de que el número de horas prestadas se había incrementado en los 10 primeros meses del tercer año de vigencia del mismo (que se corresponde con el periodo del 7 de marzo de 2019 al 6 de marzo de 2020), al pasar de una estimación de 76.500 horas a 79.500; es decir, 3.000 horas más de lo previsto.

Eso ha supuesto un incremento de la partida que el Ayuntamiento paga a Sacyr Social que asciende a 101.455 euros (IVA incluido) por todo el año 2020 y por el periodo restante de vigencia del contrato, del 1 de enero al 6 de marzo de este año.