La Diputación reclama más recursos ante la alta incidencia

Miguel Ángel de Vicente considera que la tasa de casos respecto a la población hace que sea la provincia más afectada y con más sobrecarga en hospitales y residencias geriátricas

1418

Con 150 casos por cada 100.000 habitantes la provincia de Segovia es una de las más afectadas de toda España en términos relativos, con la gravedad de que las infraestructuras sanitarias con que cuenta no tienen la capacidad para  dar respuesta a la situación que se  está generando.

De hecho, la cifra de contagios en Segovia hace que esté muy próxima a la que soporta Madrid (210 por cada 100.000), y muy por encima de la media nacional (38,4 por cada 100.000 habitantes). Sin embargo, la disposición de centros hospitalarios es mucho mayor en Madrid o en otras provincias. Y a pesar de que la opinión pública tiene a la Comunidad de Madrid y Cataluña como los lugares con mayor número de contagios, lo cierto es que la proporción es notablemente superior en Segovia. El Hospital de Segovia cuenta con 375 camas, y el personal habitual supera ligeramente el millar de profesionales. Sólo uno de los centros hospitalarios de Madrid supera con mucho al de Segovia.

Ante esta tesitura, el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, es tajante: “Segovia es la más afectada en este momento por la pandemia”. “Tanto la prevalencia del coronavirus como la letalidad están siendo muy superiores al resto de provincias”, añade. De Vicente hace un llamamiento para que desde el Ministerio de Sanidad se tenga en cuenta “la excepcionalidad” que experimenta Segovia. Este alto índice de contagios responde, como ya dijo el presidente de la Junta, a la proximidad con Madrid. Requiere, por tanto que llegue “más apoyo para seguir afrontando esta grave situación ”, exclama.

Reconoce que se están produciendo “situaciones muy difíciles que pueden agudizarse a final de la semana”. “Ahora se están quedando en casa enfermos que a lo mejor tienen el virus”, señala ante la necesidad de hacer más test para poder valorar mejor la situación real”. “Necesitamos saber realmente la gente que está contagiada para proceder en consecuencia”, añade.

Por otro lado, la Diputación ha transmitido el mensaje positivo que llega desde los centros asistenciales de la Diputación ya que “tenemos la situación muy controlada en cuanto a los usuarios, se ha producido algún aislamiento ya por sospechas pero ninguna confirmación y eso nos tranquiliza porque lo cierto es que cuando el virus entra en un centro asistencial es muy difícil pararlo”, asegura.

No se está viviendo la misma situación en una parte de las residencias geriátricas de gestión privada, donde hay numerosos contagios, y donde el índice de letalidad está siendo muy elevado por tratarse de personas de riesgo. “No es por falta de atención o falta de profesionalidad, sino porque en muchos casos no se puede saber si las personas que están trabajando están contagiadas o no. Por eso necesitamos más test”, explica el presidente provincial.

Miguel Ángel de Vicente insiste en que “todos los pasos que se están dando desde la institución provincial para afrontar esta crisis son consensuados y meditados” y ha vuelto a valorar la profesionalidad y el compromiso de “los trabajadores relacionados con los Servicios Sociales, tanto de los CEAS como del servicio de Ayuda a Domicilio, “pero también al resto de funcionarios que han sabido asumir el papel que les está tocando desempeñar en cada momento”. Prueba de ello es la “reconversión de los empleados de Acción Territorial para la desinfección de los sitios públicos de los pueblos, que se realiza en colaboración con los ayuntamientos”. Sobre este aspecto recuerda que son muchos los voluntarios que se están implicando y colaborando activamente.

Sobre este aspecto conviene recordar que son muchos los voluntarios que se han implicado, tanto trabajando personalmente, como cediendo maquinaria, como han hecho numerosos agricultores.