Recepcion de nuevos becarios en el Palacio Provincial de la Diputación. / EL ADELANTADO
Publicidad

La Diputación de Segovia cuenta, desde hoy, con trece nuevos becarios que se incorporarán en los próximos días a las diferentes Áreas de la institución para realizar sus prácticas formativas y que hoy eran recibidos en el salón de Plenos de la Diputación por el presidente, Miguel Ángel de Vicente, por varios de los miembros de la Corporación Provincial y también por quienes serán sus tutores.

Estos becarios, que formarán parte de la plantilla de la institución provincial durante los próximos doce meses, son titulados en Administración y Dirección de Empresas, Derecho, Publicidad y Relaciones Públicas, Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Psicología, Trabajo Social, Educación Infantil y Primaria, Turismo, Química o Biología y Arquitectura, y realizarán sus prácticas en las diferentes dependencias de la Diputación, desde el Palacio Provincial hasta el edificio VICAM, el laboratorio de Prodestur o las residencias dependientes del Área de Asuntos Sociales.

El motivo de que estéis hoy aquí, al igual del motivo de que yo esté hoy dirigiéndome a vosotros como presidente de esta Diputación, son los pueblos y, por supuesto, los vecinos de Segovia”, señalaba Miguel Ángel de Vicente en sus primeras palabras dirigidas a los jóvenes, y a quienes explicaba que, según su criterio, a partir de hoy pasan a formar parte, “con una responsabilidad limitada, como es obvio”, del equipo de personas que cada día trata de erradicar el término ‘España vaciada’.

Así, el presidente daba la bienvenida a Álvaro Requejo, Jorge Martín, Ana Carolina Rincón, Marta Romo, Beatriz Bravo, Beatriz Escribano, Héctor Martín, Andrea Rubio, Raquel Pintos, Raquel de Frutos, María Rosa de Frutos, Cristina de Jesús y Carmen Garrido, esperando que la beca “sea inolvidable”.

Para el diputado de Recursos Humanos y Gobierno Interior, Jaime Pérez, este programa de prácticas formativas, que durante el próximo año realizarán los becarios, un periodo de tiempo considerable, es una oportunidad para los becarios de “mejorar su currículum, su formación y su capacidad de trabajo” y para la Diputación es una forma de demostrar que están “en contacto con el sector formativo superior de la provincia y con los trabajadores que se acercan al mercado laboral”.