El diputado de Cultura, José María Bravo. / El Adelantado
Publicidad

La cultura continúa siendo uno de los grandes pilares de la Diputación de Segovia; algo que ha quedado demostrado durante la declaración del estado de alarma con iniciativas como ‘El Bibliobús se queda en casa’ o ‘ConfinActuamos’, que concluía el pasado lunes con un elevado número de reproducciones en Internet, y que han implicado al tejido cultural de la provincia, concediendo a algunos de sus protagonistas, en el segundo caso, la oportunidad de obtener algunos ingresos que les han permitido mantener parte de su actividad artística. Además, entre los programas que integran ‘Segovia, Provincia REactiva’, la Diputación no ha querido olvidar a este importante sector artístico, social y educativo, muy castigado por la crisis, y ha reorientado la mayoría de los proyectos del Servicio de Cultura, con el fin de poder dar continuidad a las iniciativas que permiten acercar la cultura hasta los municipios de la provincia.

Así, dentro de ‘ReOrienta’, como ya anunció el presidente de la institución provincial, Miguel Ángel de Vicente, se ha optado por modificar las bases de las subvenciones de dos de los proyectos más demandados tanto por los ayuntamientos como por la población, ‘Actuamos’ y ‘A todo Folk’, con los que la provincia lleva dos décadas disfrutando de actuaciones en directo que abarcan, desde conciertos de música moderna, hasta espectáculos de danza tradicional, magia o representaciones teatrales.

Tal y como ha apuntado este miércoles en rueda de prensa el diputado del Área de Cultura, Juventud y Deportes, José María Bravo, justo antes de que fuese declarado el estado de alarma, y después de que el Servicio de Cultura hubiese puesto a disposición de los ayuntamientos de la provincia un listado con decenas de intérpretes y grupos segovianos, fueron presentadas en tiempo y forma hasta 313 solicitudes para estos proyectos, alcanzando los 200.000 euros en ayudas. Sin embargo, la situación sanitaria obligó a suspender los trámites administrativos y la convocatoria no llegó a ser resuelta.

“La vuelta a la nueva normalidad ha hecho que tengamos que reorientar nuestros proyectos y programas, por lo que desde la Diputación hemos querido dar respuesta a los ayuntamientos que llegaron a compromisos firmes con artistas y que han querido mantener esas actuaciones”, ha explicado José María Bravo, añadiendo, por otro lado, que “hemos querido tener en cuenta también la voluntad manifestada por otros alcaldes, que han optado por anular las actuaciones, como medida de precaución para evitar posibles rebrotes y propagaciones de la enfermedad”.

De este modo, y teniendo en cuenta, como ha indicado el diputado, que “resolver esta convocatoria era muy importante porque estos programas llegan prácticamente a todos los núcleos de población, a todos los barrios y a todos los municipios, por muy pequeños que sean”, la Diputación ha modificado las bases de la misma, manteniendo los criterios iniciales de la subvención y flexibilizando la justificación de esta por parte de los ayuntamientos, a los que, además de las pertinentes contrataciones de los artistas, se les permitirá, si lo prefieren y no se sienten seguros con la situación sanitaria, justificar la ayuda imputando gastos del mismo importe a otras acciones. Así, además de las artes escénicas, serán objeto de gastos subvencionables las artes plásticas, las artes audiovisuales, la literatura, la filosofía, el pensamiento o las ciencias humanas y sociales, siendo admisibles, entre otros, los gastos atribuibles a investigación, publicación de material, difusión o restauración de patrimonio material. “No tenemos que propiciar las grandes aglomeraciones, pero sí podemos hacer actuaciones culturales que nos permitan contener esas aglomeraciones de una u otra manera; y si no, hay otras medidas para poder justificar esta subvención”, argumentaba José María Bravo, quien está convencido de que, a pesar de la pandemia, “sí tenemos que consumir cultura y lo tenemos que hacer de forma responsable”.

El diputado del Área de Cultura, Juventud y Deportes ha recordado además que, dentro del programa ‘ReOrienta’, también ha sido creada una línea de ayuda de 40.000 euros destinada a profesionales del sector en la provincia –ya sean creadores, difusores o productores– que tengan la cultura como primera actividad.