La Diputación impulsará ‘Reactiva2’ a partir de marzo

El equipo de Gobierno rechaza en pleno el plan de choque 21 propuesto por el Grupo Socialista

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, anunció ayer en el pleno provincial la puesta en marcha a partir del mes de marzo del programa ‘Segovia, provincia Reactiva2’, después de la aceptación del primero, desarrollado a lo largo de 2020, con el objetivo de paliar los daños provocados por la pandemia del coronavirus. El nuevo plan fue dado a conocer en el transcurso del debate de la moción presentada por el Grupo Socialista, que planteó un plan de choque para 2021 con 29 medidas de recuperación para todos los ámbitos. De Vicente destacó el éxito del primer ‘Reactiva’, que con seis programas ha invertido unos ocho millones de euros en la provincia, y apuntó el impulso a la segunda edición “cuando sepamos la disponibilidad presupuestaria”.

En este sentido, el presidente fue desbaratando una a una las 29 medidas socialistas, a quienes acusó de “falta de respeto hacia todos los técnicos que han trabajado en estos planes de reactivación”, y justificó el rechazo de su grupo y del Grupo Mixto-Ciudadanos a la moción del PSOE, que calificó como “una enmienda a la totalidad del trabajo del equipo de Gobierno”, añadiendo que prácticamente todas las medidas ya se están ejecutando.

En su respuesta, el portavoz del Grupo Socialista, Máximo San Macario, lamentó los votos en contra del equipo de Gobierno “que vuelven a impedir que nuestra provincia avance hacia la recuperación”. Los socialistas habían presentado el Plan de Choque 2021, que se desarrollaba en cuatro grandes líneas de actuación: economía, políticas sociales, empleo y protección civil, concretadas en 29 medidas. Entre las medidas recogidas en la propuesta, figuraban el incremento y ampliación de las horas del Servicio de Ayuda a Domicilio o de Comida a Domicilio; el aumento de las plantillas y especialidades de los servicios de CEAAS, la creación de un ‘Bono Social’ dirigido a las personas y familias vulnerables; o la exigencia a la Junta de Castilla y León de la reapertura de las consultas presenciales en todos los consultorios locales.

En materia de empleo, el texto del PSOE pretendía la regulación del teletrabajo para los profesionales que trabajan en la Diputación Provincial, la creación de una oficina de asesoramiento para la captación de fondos europeos de recuperación Next Generation EU; o la puesta en marcha de plan de recuperación económico dotado con 650.000 euros. En este último, “contemplamos, por un lado, una línea de subvenciones de hasta 450.000 euros para el sector de la hostelería, la restauración, los gimnasios y el turismo, tanto en ayudas directas como en bonos comerciales. Y por otro, ayudas de hasta 200.000 euros para el sector de la cultura, el ocio y los espectáculos”, indicó el portavoz socialista.

Ante su exposición, el portavoz del Grupo Mixto, Ángel Jiménez, le acusó de “estar pidiendo por pedir” y les recomendó que “si no hacen caso de lo que se les cuenta en las comisiones informativas, al menos léanse la prensa para enterarse de lo que pasa en la Diputación”.

Por su parte, el portavoz popular, José María Bravo, comparó esa batería de propuestas con “una novela que parece que promete, te cautiva con el prólogo y acaba creando expectativas, engañándote y vendiendo humo después de hacerte llorar y reír por el profundo desconocimiento de la Diputación que denota el Grupo Socialista con este texto”.

Además, Bravo recriminó a los socialistas que habían olvidado añadir el punto 30 donde “se comprometen a trabajar con el Ayuntamiento de Segovia para que el Gobierno no se lleve de aquí la Base Mixta después de no haber sido capaces de traer el Centro Logístico”.