El objetivo de este nuevo programa es impulsar la compra en los pequeños comercios de la provincia. /KAMARERO
Publicidad

La Diputación Provincial ha creado el programa ‘ReLanza’, una iniciativa que nace con el fin de apoyar al comercio local y los  productos de proximidad. La institución entiende que “el comercio y la producción locales son elementos esenciales que contribuyen a mantener el medio rural vivo, puesto que su existencia supone la permanencia de servicios esenciales para los vecinos de la provincia”, tal y como destacó el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, en la presentación ayer ante los medios de este programa. Se trata de otra de las líneas de actuación incluidas en el Plan ‘Segovia, Provincia Reactiva’, que pretenden allanar el camino a los sectores más desfavorecidos por la actual crisis sanitaria, y conseguir así paliar, en la medida de lo posible, los negativos efectos económicos y sociales que está dejando ya el Covid-19.

‘ReLanza’ surge ahora con el objetivo de poner en valor las pequeñas tiendas de los pueblos y la venta ambulante que abastecen a los segovianos de productos de primera necesidad, así como potenciar el consumo de kilómetro cero, “teniendo en cuenta –afirmó De Vicente– la calidad de los productos, el buen hacer de los productores segovianos y la generosidad por parte de los consumidores con los productores y comerciantes de la provincia”. Además, se prestará especial atención a la importancia de favorecer el consumo de productos integrados en la marca de calidad de la Diputación,  ‘Alimentos de Segovia’.

De esta manera, dentro de ‘ReLanza’, dotado con 304.577 euros, se marcan tres ejes principales: el apoyo a la compra local, con una partida de 159.000 euros; el impulso a los productores de ‘Alimentos de Segovia’, con 90.000 euros, y las ayudas a jóvenes y emprendedores con 55.000 euros. Al respecto de estas cifras, De Vicente subrayó que “las ayudas han aumentado en 159.000 euros respecto a 2019, lo que supone un incremento del 53%”.

Para apoyar la compra local, la Diputación de Segovia ha establecido diferentes líneas, la más importante es la subvención directa al comercio rural, venta ambulante, restauración y agroalimentación, con un montante de 130.000 euros. “Teniendo en cuenta la importancia de la pervivencia y el mantenimiento del comercio, la restauración y las empresas del sector agroalimentario, y atendiendo a la repercusión social que implican este tipo de actividades en el medio rural, se propone una medida que pretende dar continuidad a estos negocios, en muchas ocasiones tradicionales y que son uno de los servicios esenciales de los municipios de nuestra provincia”, explicó el presidente provincial, añadiendo que, “merece una mención expresa la labor desarrollada por los establecimientos de venta ambulante que han posibilitado el abastecimiento en todos los rincones de nuestra provincia en estos duros momentos”. Esta línea de ayudas se ha desarrollado para el mantenimiento de la actividad, así como para la financiación de gastos corrientes como pueden ser el pago del alquiler, el pago de las cuotas de autónomos a la Seguridad Social, agua, luz o teléfono, entre otros.

Por otro lado, se va a subvencionar la implementación del datáfono en los comercios y establecimientos de venta ambulante de la provincia, y es que existen más de 700 establecimientos comerciales dedicados a la venta y distribución de alimentación por toda la provincia. De esta manera, la Diputación ha llegado a un acuerdo contractual con las entidades financieras Bankia y Caja Rural, “por su gran presencia en nuestro territorio, con las que hemos suscrito sendos convenios de colaboración para financiar íntegramente los TPV durante los próximos doce meses a los comercios que así lo soliciten”. De este modo, además, se promoverá el uso de tarjeta de crédito como herramienta más segura, higiénica y cómoda que el dinero en efectivo. Además, se firmará un convenio con el sector de la artesanía. Este convenio contará con un importe de 4.000 euros a fin de “impulsar y promover la actividad artesana y su comercialización, así como su formación y actualización en el entorno rural”.

En cuanto a las campañas de promoción de este comercio de cercanía y producción local, se han abierto otras dos líneas de actuación, con una dotación de 25.000 euros. Por un lado, la herramienta web ‘Compro Segovia’ que se ha puesto en marcha en colaboración con la FES y la Cámara de Comercio, que se presenta como un escaparate para todos los establecimientos que así lo deseen; y por otro, la Diputación llevará a cabo diferentes campañas de promoción y publicidad para potenciar la compra de productos locales y la dinamización de los pequeños comercios de la provincia. Para desarrollar estas campañas se buscará recurrir a un crowdfunding de ideas por parte de los publicistas y empresas segovianas de comunicación, movilizando así la economía local buscando un circuito cerrado de economía circular.

La segunda vertiente de este Plan ‘ReLanza’ se centra en la marca de calidad de la Diputación, ‘Alimentos de Segovia’, en cuyo desarrollo se invertirán 90.000 euros y que aglutina cerca de 200 productores, establecimientos donde se comercializan los productos, restaurantes y espacios de hostelería que ofrecen estos alimentos y asociaciones, IGPs y denominaciones de origen de nuestra provincia. La institución provincial lleva meses trabajando en la modernización de esta marca con el fin de ofrecer las mejores garantías y servicios a los productores ya que “consideramos esencial apoyar una vez más el desarrollo del sector agroalimentario integrado en ‘Alimentos de Segovia’ a fin de dar mayor estabilidad, confiabilidad y seguridad a este marchamo provincial que identifica calidad y excelencia”, comentó Miguel Ángel de Vicente.

Por ello, además de la reestructuración de la propia marca de calidad en cuanto a sus necesidades estratégicas, de comunicación y dinamización, desde la institución provincial se ha determinado ofrecer dos líneas específicas para ‘Alimentos de Segovia’, dirigidas a la reinvención y adaptación de los asociados a la nueva coyuntura económica y social que atravesamos. La primera, un cheque directo para continuar con su actividad productiva a los productores más vulnerables, debiendo ser autónomos o propietarios de una micropyme. Esta partida se ha dotado con 40.000 euros. El resto será destinado a subvencionar a empresas y asociaciones de la marca para la modernización de la imagen corporativa y la innovación digital de sus páginas web, así como a la dinamización de la propia marca.

La tercera vertiente se centra en las ayudas a jóvenes y emprendedores, que contará con un presupuesto de 55.000 euros. “La primera medida que se tomó en este sentido cuando comenzó esta crisis sanitaria fue la suspensión de las cuotas de alquiler de los despachos y oficinas virtuales a las empresas ubicadas en el Vivero Cameral, VICAM, durante los meses de marzo, abril y mayo”, enfatizó el presidente, quien señaló  que “ha supuesto un montante total de 10.577 euros que ha beneficiado a las 19 empresas instaladas VICAM y a los viveristas que tienen radicada su oficina virtual en el edificio”. Por otro lado, se ha establecido una línea de ayudas denominada ‘Consolida’ dirigida a empresas de reciente creación y emprendedores de la provincia, dotada con 40.000 euros y que financiará con una subvención directa de hasta 3.000 euros a los negocios y empresas emergentes que podrán destinar al pago de sus gastos corrientes.

Adicionalmente, los beneficiarios de la ayuda tendrán a su disposición asesoramiento online a través de una bolsa de horas que podrán gestionar cómo y cuándo consideren más oportuno a fin de dar la mayor libertad y flexibilidad a los adjudicatarios de estas ayudas.

También se firmará un convenio de colaboración con la Asociación de Jóvenes Empresarios de Segovia con el objeto de promover la vinculación entre la AJE y la institución provincial y la realización de acciones conjuntas que contribuyan a apoyar e impulsar la actividad de los empresarios jóvenes de la provincia, incluyendo la cesión de un espacio físico en el Vivero Cameral (VICAM).

Dentro de este marco de apoyo a los sectores más afectados por la crisis, el presidente anunció ayer la creación de un Comité de Recuperación que coordinará y trabajará de la mano con las distintas instituciones, entidades y agentes socioeconómicos de la provincia, con el objeto de ayudar a mantener el tejido productivo y con el ánimo de lograr las sinergias efectivas y una colaboración público-privada satisfactoria.

El Comité tiene una doble dimensión: por un parte, la Dirección, encabezada por el presidente de la Diputación y compuesta por los dos vicepresidentes, y las diputadas de Empleo y Promoción Provincial y Turismo. Por otro, se constituirá un órgano de participación de manera sectorial en función de las distintas áreas a tratar en cada momento. Así, estarán representados los cuatro Grupos de Acción Local, la Federación Empresarial Segoviana, la Asociación de Jóvenes Empresarios, la Cámara de Comercio, la Asociación Industrial de Hosteleros Segovianos, la Asociación de Comerciantes de Segovia, la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior, Fundación Caja Rural, la Mesa de Alimentos de Segovia, los sindicatos agrarios, asociaciones y empresas del sector turístico y representantes de la Mesa Provincial del Diálogo Social.