Miguel Ángel de Vicente y los diputados visitan Sepúlveda. / EL ADELANTADO
Publicidad

Tras la visita la semana pasada a los municipios de Fresno de la Fuente, Cedillo de la Torre, Campo de San Pedro y Fresno de Cantespino y el paso por Navas de San Antonio, Labajos, Villacastín y El Espinar el martes de esta semana, el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, se acercó el jueves de nuevo al nordeste de la provincia acompañado de los diputados Basilio del Olmo, Máximo San Macario y Borja Lavandera.

En esta ocasión, De Vicente eligió como destino las localidades de Castillejo de Mesleón, Cerezo de Arriba, Riaza y Sepúlveda, donde aprovechó para visitar uno de los tres Parques de Maquinaria, -además del Parque de Palazuelos de Eresma y el Parque de Cuéllar- con los que cuenta en la provincia la institución y que, bajo la supervisión del Área de Acción Territorial, se dedican a la realización de obras de conservación, mantenimiento y vigilancia de la Red Viaria Provincial, gracias al trabajo de cerca de ochenta operarios en conjunto, de los cuales diez pertenecen al Parque sepulvedano.

Durante su visita a la villa, además, Miguel Ángel de Vicente se acercó a la oficina tributarias, inmersa, en la actualidad, en el calendario fiscal para el pago de tributos locales; un calendario que ha sufrido diferentes retrasos y ampliaciones de plazos a consecuencia de la crisis sanitaria. Este tema fue comentado por el presidente con las dos personas que, a diario, compaginan su actividad en esta oficina con la que está ubicada en Riaza, dando así cobertura a toda la zona y ofreciendo a los vecinos toda la información referente a sus recibos y facilitándoles trámites como la domiciliación, el fraccionamiento de pagos o el duplicado de recibos. El presidente de la Diputación ha agradecido el trabajo diario de estas personas, quienes, al igual que otros seis trabajadores de la institución que prestan servicio en las oficinas de Cuéllar, El Espinar y Santa María la Real de Nieva, procuran que los vecinos de la provincia tengan que desplazarse lo mínimo posible hasta las oficinas centrales de la capital para realizar este tipo de gestiones.

Tras su visita a estas dependencias provinciales, De Vicente subrayó que “en la Diputación tratamos de acercar, en la medida de lo posible, todos nuestros servicios a los pueblos, ya que, además de que esa aproximación es nuestra razón de ser, somos conscientes de que muchos segovianos no cuentan con los medios o, especialmente, el tiempo disponible para desplazarse de forma diaria hasta la capital”. Del mismo modo, De Vicente hizo hincapié en que, a esos servicios que se prestan en un ámbito más técnico, es preciso sumar la atención psicosocial que se ofrece a través de los Centros Agrupados de Acción Social en la provincia, para la que la Diputación cuenta con cuatro oficinas en Cantalejo, Cuéllar, Prádena y San Ildefonso en las que trabajan 75 profesionales y que, únicamente durante el estado de alarma llevaron a cabo 15.330 contactos de seguimiento a las personas más vulnerables de la provincia.