El diputado de Cultura, José María Bravo, posa con sus lecturas. / El Adelantado
Publicidad

Mientras los lectores más pequeños de la provincia continúan disfrutando los lunes, miércoles y viernes de la iniciativa ‘El Bibliobús se queda en casa’, puesta en marcha desde el Área de Cultura, Juventud y Deportes de la Diputación, a raíz de la suspensión temporal de las visitas de los Bibliobuses a los municipios debido a la crisis sanitaria, la institución provincial ha querido continuar dando protagonismo a los libros en una semana especial para las letras. El próximo jueves 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y, haciendo uso una vez más de las redes sociales, la Diputación animará a los segovianos a compartir sus lecturas favoritas o las lecturas que les están haciendo más llevadera esta cuarentena.

Para ello, las bibliotecarias de los Bibliobuses han liderado una iniciativa que también contará con la participación de muchos de los trabajadores de la Diputación pertenecientes a diferentes Áreas. Y es que, Pilar Martín, Esmeralda Arribas y María Jesús Artalejo, las tres bibliotecarias de los Bibliobuses, han contactado con el resto de trabajadores de la institución, animándoles a tomarse una fotografía con el libro que quieran recomendar, acompañada de un breve texto en el que, o bien recomienden su lectura, o bien comenten qué es lo que están descubriendo entre sus páginas que les llama la atención.

Desde el diputado del Área de Cultura, Juventud y Deportes, José María Bravo, y otros miembros de la Corporación, hasta el administrador del centro Juan Pablo II, Ángel Gutiérrez, pasando por trabajadores del Área de Asuntos Sociales, el departamento de Comunicación o los Servicios Tributarios, son varias las personas que forman parte de la institución provincial cuyas recomendaciones y fotografías serán compartidas en los perfiles de redes sociales de la Diputación.

Al mismo tiempo en que estas fotos serán publicadas con el hashtag #YTúQuéLees, se animará a los usuarios de Twitter y Facebook que siguen los perfiles de la Diputación a responder a las publicaciones compartiendo sus propias recomendaciones. “Los objetivos son que en el Día del Libro no nos falten lecturas que tener en cuenta para el futuro y que podamos establecer sinergias, tanto entre nuestros trabajadores, como con el resto de la población”, explica José María Bravo, quien considera que esta iniciativa “puede ser una experiencia divertida y muy enriquecedora, permitiéndonos, a quienes nos gusta leer, descubrir nuevos títulos o autores”.