Visitas a pueblos Villeguillo
Visitas de los diputados Basilio del Olmo y Jaime Pérez y el presidente de la institución provincial, Miguel Ángel de Vicente, a Villeguillo. / EL ADELANTADO

Desde el miércoles, todos los ayuntamientos de la provincia pueden comenzar a solicitar una de las subvenciones enmarcadas en el Plan de Ayudas a Inversiones Municipales de la Provincia (PAIMP) de la Diputación, después de que la última sesión del Pleno ordinario de la institución provincial aprobase las bases con el voto a favor del grupo Popular, la abstención de VOX, y los votos en contra del Grupo Socialista e Izquierda Unida, y de que aquellas hayan sido publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia.

Ahora, los ayuntamientos que quieran financiar obras de competencia municipal con la ayuda de la Diputación disponen hasta el próximo 19 de enero para tramitar sus solicitudes a través de la Sede Electrónica de la institución, siempre teniendo en cuenta que la aportación de la Diputación será del 70% del importe total asignado a cada ayuntamiento y que éstos deberán comprometerse, además de a aportar el 30% restante, a hacerse cargo de cualquier exceso que pudiera producirse durante la ejecución de las obras.

Además, según consta en las bases, disponibles en su totalidad en la web de la institución provincial la cuantía de las ayudas tendrá los importes mínimos por parte de la Diputación de 18.000, 30.000 y 36.000 euros para los municipios de hasta cien habitantes, de 101 a 500 habitantes y de 501 a 20.000 habitantes respectivamente. De este modo, el importe de la obra solicitada no podrá ser inferior a 25.714,28 euros, 42.857,14 euros y 51.428,57 en cada uno de los tres casos.

Dotado con un presupuesto de 6,6 millones por parte de la Diputación, que, con la aportación de los ayuntamientos, permitirá ascender la cifra de inversión hasta los más de nueve millones de euros, este Plan ha permitido en los últimos años a los consistorios acometer obras de gran relevancia para sus vecinos, relacionadas con el abastecimiento o el saneamiento de agua y el cambio de redes, las pavimentaciones, el alumbrado público o la ampliación de cementerios. Asimismo, los equipos de Gobierno locales han podido llevar a cabo renovaciones y rehabilitaciones de casas consistoriales y edificios municipales o la construcción de instalaciones deportivas o parques públicos, sin olvidar algunas actuaciones para la mejora del medioambiente, la seguridad viaria o la canalización y el soterramiento de líneas de energía eléctrica.

Además, buscando favorecer a los ayuntamientos en la gestión y ejecución de las obras, la Diputación ha ampliado la justificación de los trabajos hasta el 30 de noviembre de 2024 y la solicitud para la modificación del tipo de actuación -atendiendo a razones debidamente justificadas- hasta el 15 de septiembre de 2024.