Publicidad

Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro. El lema del Día de la Iglesia Diocesana con el que la Conferencia Episcopal Española pone de manifiesto la labor cotidiana de las miles de parroquias en las que los cristianos viven y renuevan su fe a diario trata de concienciar sobre  de la importancia de colaborar en una tarea que no sólo obliga a sacerdotes y religiosos, sino a toda la comunidad católica.

Esta campaña sirve también para difundir y hacer llegar a la sociedad los datos más relevantes emanados de la actividad diocesana a lo largo del último año, en aras de la transparencia que la Iglesia se autoimpuso hace años. En Segovia, los datos evidencian el intenso trabajo que se desarrolla en la provincia con recursos aquilatados hasta el último euro con el único objetivo de hacer llegar su tarea pastoral y asistencial a todos los rincones.

El balance económico de la diócesis ofreció el pasado año el necesario equilibrio entre ingresos y gastos, que ha hecho posible conseguir gran parte de los objetivos planteados en los distintos planes pastorales. Así, la diócesis manejó un presupuesto de 3.274.310 euros en 2018, financiado en su totalidad por la asignación tributaria procedente de la equis a favor de la Iglesia Católica del IRPF, que dejó en la provincia 2.118.903 euros a través del Fondo Común Interdiocesano. Las aportaciones voluntarias de los fieles apenas alcanzan el tres por ciento del total de los ingresos diocesanos, recaudándose el pasado año por este concepto poco más de 106.000 euros procedentes de colectas. Asimismo, la  diócesis consiguió un total  de 369.318 euros a través de ingresos por alquiler de inmuebles, rentas de fundaciones, actividades económicas o donativos y legados.

En el capítulo de gastos,  al igual que en las empresas, el capítulo de personal supone la parte más mollar del presupuesto diocesano. Así, las retribuciones de los 165 sacerdotes que atienden las 330 parroquias de la provincia se lleva 1.569.104 euros, y las del personal seglar que trabaja en los distintos servicios se eleva hasta los 213.000 euros.

Las actividades pastorales y asistenciales copan más del 10 por ciento del dinero de la diócesis, y en este concepto se gastaron el pasado año 336.803 euros, de los cuales más de 63.000 fueron para actividades pastorales específicas.

El vasto patrimonio que tiene la diócesis obliga también a realizar un importante esfuerzo económico para la conservación y el mantenimiento de templos. Así, en 2018 la iglesia en Segovia gastó más de 581.000 euros.

Sacramentos

La actividad celebrativa de la diócesis es la que da el sentido al resto de tareas que se desarrollan en la provincia, centrada en la administración de los sacramentos del bautismo, confirmación, comunión o matrimonio. Así, en Segovia un total de 668 personas recibieron el bautismo y 649 niños y niñas la primera comunión, mientras que 473 personas fueron confirmadas y se celebraron un total de 313 matrimonios.

Para desarrollar esta acción pastoral, Segovia cuenta con un total de 165 sacerdotes y 418 catequistas que se afanan en la actividad pastoral y evangelizadora. No menos importante es la tarea de los religiosos no sacerdotes y religiosas que trabajan en la provincia, muchos de ellos en los 15 monasterios en los que viven. Los datos indican que Segovia cuenta con 18 religiosos y 301 religiosas profesas.

Tampoco hay que olvidar a los laicos que contribuyen a paliar la carencia de sacerdotes a través de las Celebraciones en ausencia de Presbítero (CAP) en las que colaboran un total de 73 personas repartidas en grupos por toda la provincia.

Actividad asistencial y educativa, hitos destacados

Cáritas diocesana centra la parte más importante de la actividad caritativa de la Iglesia en Segovia. Más de 2.600 personas se beneficiaron el pasado año de la atención en los distintos programas que la oenegé lleva a cabo en la provincia –infancia y juventud, mayores, personas sin hogar, orientación jurídica, empleo…. – Asimismo el economato social atendió a 512 personas para acceder a productos básicos de alimentación e higiene y la tienda solidaria hizo posible que 1.653 personas pudieran paliar sus necesidades de ropa y abrigo.

Las personas mayores y los discapacitados ocupan también la atención de Cáritas a través de las tres residencias que atienden en la provincia, con 221 plazas disponibles, y 165 personas han hecho uso del servicio de prevención y atención a las toxicomanías.

De cara al exterior, la acción caritativa se vehicula a través de Manos Unidas, que desde Segovia atiende un total de cuatro proyectos en otros tantos países por valor de 137,544 euros.

Por otra parte, el Centro de Orientación Familiar (COF) tuvo en 2018 un total de 112 personas atendidas.

En cuanto a la educación, los colegios católicos de Segovia  cuentan con casi 3.000 alumnos en sus distintos periodos educativos, y un total de 68 profesores imparten en los centros públicos la asignatura de religión y moral católica. Por otra parte, la Escuela Diocesana de Teología acogió a 33 alumnos en sus distintos cursos, y más de 600 niños, adolescentes y jóvenes participaron en las actividades de la Escuela Diocesana de Tiempo Libre (EDETIL)