La diócesis cederá casas parroquiales a alquiler social

Cáritas y el Obispado firman un convenio de colaboración para destinar estas viviendas rehabilitadas y actualmente sin uso para familias en situación de vulnerabilidad socioeconómica

Caritas ha dado un paso más para tratar de resolver la problemática en la que se encuentran numerosas familias segovianas para poder acceder a una vivienda. Los precios excesivos, las exigencias cada vez mayores de las condiciones económicas y laborales hacen que, en muchos casos, sea tarea imposible, a la que se añaden las dificultades añadidas por la crisis social y sanitaria.

Con la intención de poder paliar la dificultad de acceso a la vivienda de muchas de estas familias, Caritas Diocesana y el Obispado de Segovia han firmado un convenio de colaboración para la cesión, por parte del Obispado, de casas parroquiales rehabilitadas ubicadas en varios pueblos de la provincia y que actualmente se encuentran vacías.

Estas viviendas podrán ser alquiladas por familias que tengan intervención desde los Programas de Cáritas Diocesana y que se encuentren en situación de vulnerabilidad socioeconómica con un alquiler social, según informa la organización no gubernamental en una nota de prensa.

Se ha comenzado con este proyecto en una vivienda situada en un pequeño pueblo de la provincia, donde una familia está ya comenzando su andadura, respaldada por Cáritas, pero tomando las riendas de su economía y su vida familiar, pudiendo construir de una forma más holgada su proyecto de vida.

Con este convenio, además, se consigue aportar desde ambas instituciones un granito de arena en dar vida a los pueblos que poco a poco se van quedando sin habitantes, sin jóvenes y sin niños que ayuden a mantener abiertos los diferentes servicios en la provincia.