Publicidad

Cerca de un centenar de representantes de los movimientos y asociaciones de laicos de la diócesis participaron ayer en el encuentro preparatorio del Congreso Nacional de Laicos, que se dieron cita en el salón de actos de la Casa de Espiritualidad ‘San Frutos’ para poner en común las líneas de trabajo que se debatirán del 14 al 16 de febrero de 2020 en Madrid sobre la realidad del laicado en España y su papel como dinamizador de la vida eclesial.

Con la presencia del obispo de Segovia César Franco, el encuentro analizó  las respuestas que desde las parroquias, movimientos y asociaciones de la diócesis se han elaborado conforme al cuestionario preparatorio del congreso a lo largo del presente año, de las cuales se llevará a cabo una síntesis que se añadirá a las aportaciones del resto de diócesis españolas.

Para completar el análisis y el debate, tuvo  lugar una conferencia bajo el título ‘La vocación laical.Comunión para la misión’ a cargo de Ángel Anaya, en representación del Camino Neocatecumenal, quedio  paso a un debate de sugerencias relacionadas con los asuntos abordados en el encuentro.

El objetivo del Congreso , que tendrá lugar en el Palacio de Cristal, es impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado, como signo e instrumento del anuncio del Evangelio, de la esperanza y de la alegría, para acompañar a los hombres y mujeres en sus anhelos y necesidades, en su camino hacia la vida plena.

Bajo el lema ‘Pueblo de Dios en salida’, u programa presenta otras metas específicas para consolidar un laicado evangelizador; tales como potenciar la caridad política como corazón de la identidad y espiritualidad laical, concienciar sobre la vocación bautismal del laicado para la misión, escuchar la llamada universal a la santidad; y contribuir de manera responsable en la transformación del mundo.