carcel
El obispado habilitará un número determinado de puestos para los condenados a trabajos comunitarios. / EL ADELANTADO

Con la finalidad de promover y facilitar las labores de ámbito social y cultural, el vicario general de la Diócesis de Segovia, Ángel Galindo, ha rubricado un convenio con el secretario general de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, Ángel Luis Ortiz; mediante el que ambas instituciones se comprometen a colaborar en el cumplimiento de penas de trabajos en beneficio de la comunidad impuestas en la provincia de Segovia.

Comenzado su periodo de vigencia tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con fecha 7 de abril, el Obispado se compromete a habilitar un número determinado de puestos laborales, y a impartir los conocimientos necesarios para cumplir con la actividad a desempeñar por los penados, así como a facilitar el material necesario para realizar la tarea encomendada.

Según informa la diócesis en una nota de prensa, el desempeño de estos trabajos no supondrá el recibo de remuneración alguna, ni tendrán impacto negativo en los puestos existentes y futuros del Obispado de Segovia, desde donde se realizará el seguimiento de los trabajos y se dará debida cuenta a Instituciones Penitenciarias.

El capellán del Centro Penitenciario de Segovia, Jesús Cano, será el encargado de gestionar este proyecto por parte del Obispado, un plan abierto a toda la Diócesis. Por el momento, ya se han puesto al servicio del programa la biblioteca del Obispado y la Catedral, y se ha dado cuenta a los nueve arciprestazgos para que puedan establecer otras ofertas de espacios donde los penados puedan cumplir con los trabajos comunitarios.

El obispado considera que con este convenio la diócesis de Segovia “da muestra de su interés por la integración de las personas y pone de relieve su faceta más social dentro de su misión evangelizadora”.