francisco igea veronica casado
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado. / EFE - NACHO GALLEGO

La Junta de Castilla y León ha fijado la relajación de medidas cuando la “Comunidad se encuentre con menos del 35%” de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Hasta entonces no comenzará la ‘desescalada’. Según explicó el vicepresidente, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario este lunes, espera que sea “a principios de la próxima semana”, siempre y cuando cada provincia tenga “menos del 25%” de ocupación de las UCI de casos por Covid-19. A partir de ahí, se revisará cada dos semanas. Por tanto, la reapertura del interior de la hostelería, centros comerciales y gimnasios tendrá que esperar.

“Hasta el lunes no esperamos estar en torno al 35%”, aseguró Igea; y se mostró, además, partidario de seguir con el toque de queda a las 22.00 horas, el cierre perimetral de la Comunidad y el límite de reuniones a un máximo de cuatro componentes. “Nuestra postura es intentar mantener las medidas”, recordó.

Desescalada, por provincias y escalones

Igea fue tajante con el procedimiento de la ‘desescalada’ por provincias: “Nadie bajará del nivel cuatro al dos: todos las provincias van a hacer todos y cada los escalones, y cada dos semanas se revisará su evolución”.

Las reuniones en interiores entre personas no convivientes se mantendrán en un máximo de cuatro personas y la Comunidad permanecerá cerrada perimetralmente, aunque a expensas del plan que elabore el Gobierno Central de cara a unificar los criterios en todo el país para la Semana Santa, con el objetivo de evitar lo ocurrido en Navidad.

Finalmente, el portavoz de la Junta aseguró que estas medidas cuentan con el aval del comité autonómico de expertos en la pandemia y sirven para “dar certidumbre” a los sectores afectados, ya que el documento de semáforos vigente no contemplaba medidas para niveles de alerta por encima de 400 como los que registraba toda la Comunidad hace semanas, lo que llevó a muchas autonomías a implementar medidas adicionales no contempladas en el plan nacional.