La XIV Edición del Rastrillo Solidario NICA fue inaugurada ayer en los salones parroquiales de Nueva Segovia. / E. A.
Publicidad

Siempre pronta y generosa la respuesta de los vecinos del barrio de Nueva Segovia que ayer volvieron a confirmar el apoyo desde hace 14 años brindan a la organización no gubernamental Nicaragua, Cooperación y Ayuda, NICA acudiendo al rastrillo benéfico instalado en los salones de la parroquia de la Resurrección del Señor.

La responsable de la delegación provincial de Nica, Teresa Merino, quien con la sola ayuda de otras tres personas monta el mercadillo solidario, agradece la fiel implicación de los vecinos de Nueva Segovia y anima a los segovianos de otros barrios a que se sumen a esta iniciativa que ofrece atractivas y tentadoras propuestas hasta el mediodía del domingo. Hoy estará abierto de 11.30 a 14.00 horas y de 17.00 hasta las 20.30h y el domingo en horario de mañana.

Los visitantes encuentran una tómbola de regalos, expositores repletos de obsequios y una amplia carta de repostería y empanadas, que viene precedida por la buena fama que ha alcanzado en las ediciones anteriores entre los segovianos solidarios.

En la lista de obsequios, donados para su venta en el rastrillo, hay elementos de decoración y uso doméstico, libros, bisutería, juguetes, algún mueble, cuadros, y una amplia gama de complementos para que los visitantes puedan adelantar las compras navideñas y ayudar a niños y adolescentes en situaciones de pobreza, abandono y con discapacidades. Con este rastrillo se recaudan fondos para los proyectos alimenticios y educativos que desarrolla NICA en sus centros de Nicaragua los colegios ‘El pajarito azul’ y ‘Monte Horeb’.