La plaza de Santa Eulalia conserva un arbolado formado por curiosos ejemplares de almez, junto a la iglesia. / Kamarero
Publicidad

Ya falta menos para que la plaza de Santa Eulalia sea declarada Bien de Interés Cultura (BIC). Hoy lunes comienza el plazo de un mes que ha fijado la Consejería de Cultura y Turismo para la exposición pública de un expediente que se inició en 1977 y ha pasado por más dificultades de las inicialmente previstas. Se trata del último conjunto protegido de la ciudad, tal y como recoge el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS).

La Consejería publicó el pasado viernes en el Boletín Oficial de Castilla y León el anuncio que inicia el plazo de exposición pública, donde advierte que, debido a la situación de crisis sanitaria, los interesados en la consulta física del expediente solo lo podrán hacer en la sede del Servicio Territorial de Cultura de Segovia, situado en la plaza de la Merced, a través de cita previa por teléfono.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia anuló el acuerdo del Consejo de Gobierno de Castilla y León que aprobó la medida de protección en febrero de 2017 al entender que el expediente administrativo que se inició en el año 1977 estaba caducado.

La Junta reinició el procedimiento en diciembre de 2018 después del fallo judicial que se produjo como consecuencia de un recurso presentado por la propiedad de la conocida como Casa del comunero Buitrago, edificio protegido en la planificación urbanística del Ayuntamiento de Segovia.

El anexo que justifica la declaración de BIC señala que, además de la iglesia, la plaza conserva algunos de los soportales antiguos, así como interesantes ejemplos de arquitectura civil de los siglos XVI y XVII y de arquitectura popular urbana desarrollada hasta el siglo XIX.