Dos visitantes, en la proximidad de la capilla donde se conserva el Cristo Yacente de Gregorio Fernández. / Kamarero
Publicidad

Desde que un turista malagueño llegara a la entrada de la Catedral poco después del 9,30 horas de la mañana del viernes, el templo está viviendo un fin de semana casi como los de antes de la pandemia. La respuesta de visitantes foráneos, pero también de segovianos, a su reapertura al turismo, incluyendo ya visitas guiadas a la torre y a la Sala de Pintura Bajo Claustro, ha tenido una excelente respuesta.

Tanto el Cabildo Catedral como el personal de atención al visitante y los guías reconoce que la reapertura de la Catedral al turismo ha sido “emocionante” después de más de tres meses de cierre obligado por la situación de crisis sanitaria por el coronavirus.

Los visitantes se hacían eco en las redes sociales de los ‘tesoros’ que guarda este histórico edificio que forma parte de la trilogía monumental esencial de Segovia junto al Alcázar, que abrió sus puertas a los visitantes un poco antes, y al Acueducto romano.

Si el viernes fue ya un buen día, con un centenar de entradas vendidas solo por la mañana, hoy sábado la estimación era de mayor afluencia. Los visitantes están siguiendo el recorrido recomendado y disfrutando del conjunto de capillas, naves, claustro, salas de exposiciones y enlosado.

Las visitas guiadas a la torre se realizan con normalidad y con una demanda en crecimiento aunque el aforo máximo por visita guiada se ha estipulado en 24 personas más el guía.

Los guías y trabajadores informan a los visitantes de las medidas de seguridad e higiene, ya que el objetivo del Cabildo en este nuevo tiempo es cuidar la salud de todos, tanto del equipo humano del templo como de los fieles, segovianos y visitantes que acceden a la Catedral.

Así, esta nueva etapa para está marcada por las medidas higiénico-sanitarias que se traducen en un itinerario en forma de vinilos pegados al pavimento, nuevas señales informativas en la entrada y en diferentes espacios, con el conjunto de recomendaciones, o la distribución de geles hidroalcohólicos en entradas y salidas.

La Catedral ha estrenado además su nuevo ticket, que incorpora un diseño renovado y la información relativa a la tipología de la entrada. Igualmente, los turistas ya pueden descargarse el folleto de forma online junto con la aplicación gratuita de la Sala de Pintura Bajo Claustro.