Hospital General Coronavirus KAM5562
Entrada de pacientes por el Servicio de Urgencias del Complejo Asistencial de Segovia. / KAMARERO

La cuarta ola de la pandemia del Covid-19 ha reducido la edad media de los pacientes ingresados en el Hospital General de Segovia hasta bajar de los 60 años. La mayor incidencia de la enfermedad en personas de entre 30 y 40 años que requieren asistencia hospitalaria y el descenso de afectación en la población anciana, protegida ahora con la vacuna, ha cambiado el perfil de los enfermos con respecto a oleadas anteriores.

Según los datos aportados por la Gerencia de Asistencia Sanitaria, en abril la edad media de los ingresados se queda en 58,94 entre los que pasan por el cuarto piso de hospitalización y en 58,14 en los que requieren cuidados intensivos. Los dos valores se quedan por debajo de los 60 años por primera vez en 2021. La horquilla de edad se mueve este mes entre los 38 y los 75 años en los pacientes con Covid ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y se abre de los 34 a los 97 entre los que son atendidos en planta.

En enero, en plena eclosión de la ola de la pandemia la edad media en planta estaba en 72 años y en las UCI en 60, y un mes después  los ingresados tenían 72 y 63 años, respectivamente. Ya a mediados de marzo, cuando la tercera ola se estaba desdibujando, la situación se asemejaba a la actual. En planta, la edad media era de 56 años y la de UCI de 60.

De forma que el perfil del paciente de planta es el que presenta mayores variaciones, dado que también por donde más personas afectadas por Covid pasan.

En este momento, el número de pacientes que entran en el Hospital de Segovia es menor que el de las altas entregadas. Por ejemplo, el parte de este miércoles muestra que cuatro pacientes han salido con el alta hospitalaria y ha habido dos ingresos y el martes se comunicaron otros dos ingresos a la vez que se entregaban nueve altas, la mayor cifra de recuperaciones hospitalarias que se produce en dos meses.

Los efectos de la Semana Santa no han alterado de forma brusca el ritmo de ingresos. El periodo que va del 6 al 22 de abril deja una media de entre 3 y 4 ingresos diarios, según los datos aportados por la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia. No por ello deja de ser preocupante la situación que viven las UCI de Segovia, las más tensionadas de Castilla y León, después de las de Soria.

La ocupación en Unidades de Cuidados Intensivos por enfermos Covid regresa a niveles de febrero. Este miércoles había 15 pacientes ingresados con este diagnóstico, lo que eleva el porcentaje de camas ocupadas en críticos por casos de Covid-19 al 48,39 por ciento. En Soria el registro está en 61,90 por ciento y la media que ofrece el conjunto de hospitales de la Comunidad se sitúa en 29,53%

Junto a este miércoles, el viernes, 16 de abril, y el sábado, 17 de abril, contabilizaron también 15 enfermos Covid ingresados en críticos, la cifra más alta desde el pasado 16 de febrero (16).

La pandemia deja 31 casos y 7 brotes más

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha comunicado este miércoles 31 nuevos casos positivos de la enfermedad Covid-19 en Segovia, 15 menos que los notificados el martes (46). Los datos diarios sobre la incidencia de la enfermedad muestran un estancamiento de la curva de nuevos contagios.

Por otro lado, Segovia no lamenta decesos en el ámbito hospitalario con diagnóstico Covid por tercera fecha consecutiva, mientras que las residencias de personas mayores acumulan dos meses sin notificar fallecidos por la enfermedad. En cuanto a los brotes actualmente activos en el territorio, la cifra total no presenta cambios respecto al miércoles ya que hay 63 brotes activos en la provincia de Segovia. El balance total no debe engañar. Siguen apareciendo focos nuevos de contagios y ayer se notificaron siete más, pero a la vez  quedaron inactivos otros siete por lo que no varió el registro global.

Según comunica la Delegación Territorial de la Junta en Segovia, los nuevos brotes se localizan dos en Coca, uno de origen familiar y otro mixto, con un total de siete positivos y 25 contactos en estudio; dos en Palazuelos de Eresma, ambos de ámbito familiar, con siete positivos y seis contactos en estudio; uno en Segovia capital, familiar, con tres y tres; uno en Cantimpalos, mixto, con tres y cinco; y uno en Tabanera del Monte, mixto, con cinco y 18.

En términos generales, desde el comienzo de la pandemia, la provincia de Segovia ha registrado 16.827 casos acumulados de la enfermedad, de los que 15.795 han recibido confirmación mediante pruebas diagnósticas de infección activa. En cuanto a la mortalidad, la cifra de defunciones en el Hospital General se mantiene en 362.