La portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero, durante el pleno. / Nerea Llorente
Publicidad

Ciudadanos no consiguió convencer en el último pleno municipal al resto de grupos políticos para que apoyase su propuesta de que el Ayuntamiento de Segovia estudiase la posibilidad de instalar y poner al servicio de los ciudadanos la aplicación ‘Bandomóvil’. Una herramienta de la que ya hacen uso otros consistorios –generalmente de menor tamaño–, pero cuya efectiva aplicación, a juicio de los grupos, no haría más que redundar en las posibilidades de comunicación que ya ofrece la Línea Verde del Ayuntamiento.

El objetivo de la formación naranja, tan constructivo como innecesario para los grupos municipales, era “trazar un canal de comunicación directo entre el Ayuntamiento de la capital y sus habitantes, para mejorar y facilitar la interacción entre los segovianos y la institución”.

El concejal de Innovación, Alberto Espinar, –especialmente duro en su primera intervención en el pleno durante el presente mandato– acusó a los concejales de Ciudadanos de “no conocer la aplicación Línea Verde, sus usos y estar ajenos a la actualidad municipal”. El edil incidió, además, en lo poco recomendable que resultaría duplicar canales de comunicación; más si cabe cuando se busca implementar la plataforma ‘Smart Digital Segovia’.

Redes sociales

La formación naranja se mostró crítica con el uso que desde el Ayuntamiento se hace de los perfiles oficiales de la institución en redes sociales como Facebook o Twitter. La portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero, acusó al equipo de Gobierno de emplear estas herramientas con fines partidistas. “Pese a que muchos concejales estamos presentes en los actos que se desarrollan en la ciudad, solo hay imágenes de los miembros del Gobierno municipal”, lamentó la concejala.