Un grupo de mayores, en un parque antes del estado de alarma. / Kamarero
Publicidad

Más del 12% de la población del municipio de Segovia está formada por extranjeros de diferentes países, entre los que sobresale la comunidad búlgara, seguida de marroquíes, hispanoamericanos (hondureños, colombianos, etc.), y polacos. El concejal de Gobierno Interior, Andrés Torquemada, recalcó en el pleno municipal la buena noticia que supone para Segovia el crecimiento registrado en el padrón a 1 de enero de este año hasta alcanzar la cifra de 52.188 habitantes, 514 más que en la misma fecha de 2019. Ya lo había hecho esta misma semana el portavoz socialista, Jesús García Zamora y la alcaldesa, Clara Luquero, lo adelantó en enero, a falta de consolidar el dato por los servicios municipales.

Sin embargo, como recordó la concejala del Partido Popular Azucena Suárez, es el Instituto Nacional de Estadística el que establece la cifra oficial de habitantes del padrón municipal, tras recibir los datos del Ayuntamiento y realizar sus propias comprobaciones con el fin de subsanar posibles errores y duplicidades, y lo hace a finales del mes de diciembre.

En este sentido, Suárez añadió que en los últimos años el INE ha rectificado los datos aportados por el Ayuntamiento de Segovia rebajando la cifra en más de un centenar de habitantes, principalmente por la población extranjera, con más movilidad frente a los segovianos de nacionalidad española.

Aportó además otro dato, y es que los 514 habitantes incorporados al padrón son el resultado de la llegada a la ciudad de 744 extranjeros frente a la resta de 230 españoles.

Por otro lado, la edil popular indicó que desde 2008 Segovia ha perdido 3.500 habitantes y argumentó que las variaciones poblacionales “son la prueba del algodón” para saber si la ciudad es o no un lugar donde se quiere vivir por su economía, acceso a la vivienda, carga fiscal, etc.

En otro orden de cosas, el propio Torquemada informó de que el núcleo urbano de Segovia, sin contar la entidad local menor de Revenga y los barrios incorporados, no alcanza los 50.000 habitantes; concretamente el padrón a 1 de enero señala 49.697.

No es esta una cuestión baladí, ya que, aunque la Ley a Reguladora de las Haciendas Locales establece la participación de las capitales de provincia en la recaudación el Estado central por determinados impuestos, hay una serie de ayudas y subvenciones europeas que están vetadas o se reducen para las ciudades de menos de 50.000 habitantes.

Otro de los datos que pueden extraerse del último padrón es que aproximadamente un 30% de la población del municipio tiene más de 61 años y en torno al 14% más de 81. Además, otro 16% tiene entre 51 y 60 años.

El padrón de Revenga indica 608 habitantes, el del barrio incorporado de Zamarramala, 586 y, a continuación, por orden de mayor a menor, se sitúan Hontoria, Madrona, Fuentemilanos, Torredondo y Perogordo.