hospital general Radiodiagnosticos rayos IMG 0995
Cabina del Servicio de Radiodiagnóstico del Complejo Asistencial de Segovia. / EA

La solicitud de pruebas de radiodiagnóstico se ha incrementado un 30 por ciento en el último año en el Complejo Hospitalario de Segovia. La tendencia alcista ya venía estando marcada desde tiempo atrás porque las técnicas de imagen se han convertido en exámenes imprescindibles para confirmar o descartar, sin métodos invasivos, enfermedades y lesiones. Sin embargo, la aparición de la pandemia del Covid  disparó de forma directa e indirecta su uso en 2020, y también lo están haciendo ya en 2021 el seguimiento de los pacientes postcovid y el proceso de vacunación frente a esta enfermedad.

El jefe del servicio de Radiodiagnóstico, Francisco Javier Rodríguez Recio, sostiene que parte del incremento es consecuencia de la implantación del uso de la consulta telefónica, que se hizo para evitar la aglomeración de personas en los servicios sanitarios. “Los médicos tienen mayor presión al no poder ver y estudiar directamente al paciente y se apoyan más en las pruebas de imagen, tanto en ecografías, como en TAC o en resonancias”, indica el radiólogo.

 Trombos

En el servicio también están detectando la llegada en los últimos días de personas que han sido vacunadas con AstraZeneca y van a Urgencias preocupadas ante la sospecha de sufrir un trombo. “Estamos haciendo más TAC cerebrales y abdominales para descartar trombos posvacuna que, por fortuna, no hemos tenido ninguno en Segovia”, comentaba el pasado jueves el doctor Rodríguez Recio.

Todos estos incrementos se suman a los que de forma directa genera el Covid. El equipo de Rayos, como durante mucho tiempo era denominado, hace estudios de radiología simple a todos los pacientes que llegan al hospital y muchos requieren TAC ante la sospecha de padecer complicaciones pulmonares, que son muy frecuentes en esta enfermedad. “El Covid nos sigue dando mucho trabajo —dice el responsable de Radiodiagnóstico—y hace que tengamos que reservar un TAC  para los pacientes con esta infección”. También se dejan equipos de ecografía dedicados en exclusiva a esos casos durante unas horas. Hay que tener en cuenta que los equipos y las salas deben ser limpiadas de forma muy exhaustiva después del paso de personas con Covid para evitar contagios.

Pero no acaba ahí la influencia de la pandemia en el aumento de peticiones ya que el seguimiento de los pacientes poscovid que han sufrido alteraciones pulmonares requiere la realización de pruebas periódicas de radiología para controlar la evolución de la patología.