Los bancos son los principales operadores de créditos hipotecarios en la provincia. / Kamarero
Publicidad

La constitución de hipotecas en la provincia de Segovia a lo largo del año pasado, a falta de los datos de diciembre, señala una tendencia a la baja. Así, según la estadística publicada ayer por el INE, entre enero y noviembre de 2019 se registraron un total de 865 créditos hipotecarios, ocho menos que en el mismo periodo de 2018.

En total, en esos once meses se constituyeron un total de 1.350 hipotecas sobre fincas en la provincia, de las que 1.125 fueron urbanas y el resto rústicas. Además de las 865 sobre viviendas hubo 237 sobre solares y 193 sobre otro tipo de fincas urbanas (locales comerciales, garajes, trasteros, oficinas, edificios de equipamientos públicos o privados, naves industriales, aprovechamientos urbanísticos, etc.).

El año anterior la cifra fue inferior, 1.244, entre otros motivos porque solo se hipotecaron 17 solares.

El valor medio de las hipotecas sobre viviendas en el periodo de referencia fue de 98.765,31 euros el año pasado, 5.000 euros por encima de la media en ese mismo
tramo de 2018.

En total, el valor de los créditos hipotecarios sobre viviendas sumó la cantidad de 85.432.000 euros, el 65,7% del total de hipotecas de fincas constituidas entre enero y noviembre de 2019, que ascendió a 129.884.000 euros.

La mayoría de los créditos fueron concedidos por bancos. Así fue en 1.149 de las 1.350 hipotecas constituidas hasta noviembre de 2019.

Los otras 201 corresponden a otras entidades como las cajas rurales.

Por otro lado, el año pasado, a falta de los datos de diciembre, hubo cambios registrales en un total de 95 hipotecas constituidas en Segovia sobre fincas, 69 de ellas en viviendas. En 74 casos se trató de novación del tipo de interés.

También se cancelaron 1.388 hipotecas, 855 sobre viviendas, la gran mayoría con bancos.