El concejal Ángel Galindo y personal municipal inspeccionan la raíz del árbol caído este mes. / El Adelantado
Publicidad

El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, ha visitado este martes el parque municipal del Peñascal, en el barrio de La Albuera, para comprobar el trabajo de campo que se viene realizando estos días con el fin de analizar el estado en el que se encuentran los diez pinos piñoneros similares al que volcó el pasado 5 de junio, sin que produjera ningún tipo de daño, ni personal ni material.

Aparentemente, el árbol caído no presentaba ningún síntoma externo que hiciera pensar que podía fracturarse por la base debido a un problema en el cuello de la raíz, como así fue. Ante esta situación, el personal de la Concejalía de Medio Ambiente decidía analizar todos los ejemplares de porte semejante al caído para confirmar su estado de conservación y poder evitar riesgos futuros.

En estos momentos, como ya se anunció, se está realizando una inspección visual y un estudio pormenorizado para valorar el estado biomecánico y fitopatológico de diez árboles de similares características al que cayó. El objetivo es poder evaluar posibles riesgos de rotura, vuelco o fractura del tronco.

A continuación, se va a realizar un informe de cada uno de los árboles inspeccionados y en función del resultado se valorarán futuras actuaciones encaminadas siempre a garantizar la seguridad de todas las personas que transiten por el parque, que ahora permanece cerrado al público.