PSOE Jose Luis Vazquez y Alicia Palomo
Los procuradores socialistas Alicia Palomo y José Luis Vázquez. / EL ADELANTADO

La Comisión de Investigación impulsada por el PSOE permitirá conocer la gestión de las residencias segovianas durante la pandemia. Los procuradores socialistas, José Luis Vázquez, Alicia Palomo y Sergio Iglesias, destacan que “gracias a la pérdida de la mayoría parlamentaria de PP y Ciudadanos tras la moción de censura, la ciudadanía de Castilla y León y los familiares de los afectados por la gestión de las residencias podrán conocer todo lo sucedido en los centros residenciales de mayores”.

“Toda la oposición se ha unido en bloque para que una Comisión de Investigación obtenga respuestas a una necesidad social: saber qué ocurrió en las Residencias de mayores durante la pandemia, con el objetivo de nunca más vuelva a ocurrir”, apunta Vázquez. Para el procurador socialista es “una necesidad prioritaria investigar lo sucedido durante los peores meses de la crisis sanitaria”.

Esta Comisión cuenta con el apoyo de la Plataforma de Afectados por la Gestión de las Residencias, que señalaba este domingo que “es una necesidad para una sociedad democrática y que se preocupe por el cuidado de sus personas dependientes… La investigación, aclaración y subsanación de los posibles errores de gestión, la mejora de los aciertos y el conocer todo lo ocurrido por parte de la ciudadanía”.

Por su parte, la procuradora socialista Alicia Palomo, señala que desde el Partido Socialista se preguntan “qué tienen que ocultar PP y Ciudadanos en relación a la gestión de las Residencias, ante su constante negativa a informar sobre los datos de los centros privados, especialmente las gestionadas por grandes grupos empresariales”. Palomo señala que “es evidente que Mañueco e Igea, PP y lo que queda de Ciudadanos, siguen, incomprensiblemente, protegiendo a los poderosos y danto la espalda a los más vulnerables”.

“De lo ocurrido en las Residencias de nuestra Comunidad, solo hay un culpable: la Junta de Castilla y León”, enfatiza Palomo. “En nuestra Comunidad han fallecido un total de 14.560 personas en los centros residenciales, de las cuales 2.956 estaban diagnosticadas con COVID y 1.105 tenían síntomas compatibles. Somos la tercera Comunidad Autónoma con más fallecidos, solo por detrás de Madrid y Cataluña”.