La última crecida causó importantes daños en la ribera del Eresma a su paso por la ciudad de Segovia. / KAMARERO

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha recomendado “extremar” la precaución por riesgo de crecida de caudales a partir de esta noche en la zona noroeste de la Comunidad, en León y Zamora, y, posteriormente, en el sur y este -Soria, Segovia y Ávila-.

Según su último parte consultado a la hora del cierre de esta edición, en estos momentos hay tres estaciones que se encuentran en nivel de alerta, dos en el Órbigo en Zamora y una en el Duero a su paso por la provincia soriana.

En concreto, las estaciones que están en alerta en el Órbigo son las de Manganeses con un caudal de 227,14 m3/s y tendencia creciente y en Santa Cristina de la Polvorosa, que arrastra 200,90 m3/s y también con tendencia a crecer.

Por su parte, el Duero está en alerta en la salida del embalse de la Cuerda del Pozo con un caudal estable de 48,07 m3/s.

Debido a la situación meteorológica, se recomienda vigilancia y extremar la precaución por riesgo de inundaciones ante la crecida de caudales a partir de esta noche en la zona noroeste (León y Zamora) y a medida que vaya avanzando el día en la zona sur y este (Soria, Segovia y Ávila ).

Las previsiones meteorológicas son las que sustentan las recomendaciones de la confederación, ya que en la jornada de hoy lunes se anuncian lluvias durante todo el día, aunque desde la AEMET no se establece ningún tipo de alerta por fenómenos adversos.

Las recomendaciones de la CHD reavivan la controversia entre el organismo regulador y el Ayuntamiento de Segovia, que en la reunión que mantuvieron la pasada semana acordaron, de manera inmediata y provisional, establecer unos resguardos provisionales en el embalse y proyectar medidas para prevenir inundaciones.

La alcaldesa Clara Luquero explicó que en la reunión se ha conseguido que la CHD lleve a cabo un estudio sobre el equilibrio entre las posibilidades de laminación del Pontón y la garantía del agua necesaria para el consumo humano.