Los andamios muestran el tramo de Muralla en el que se ejecutan trabajos de urgencia por el deterioro del muro. / Kamarero
Publicidad

La semana del 20 de julio el Ayuntamiento de Segovia anunció trabajos de urgencia en un tramo de la Muralla de Segovia de 14 metros de longitud, colindante con la finca situada en la calle del Arquitecto Odriozola, próxima al postigo del Consuelo. Dos semanas después, la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, ha confirmado la gravedad que mostraban las primeras impresiones, lo que obliga a trabajar despacio y con mucha cautela, extremando la precaución para evitar el riesgo de caída de piedras o cascotes sobre las viviendas de la calle de San Juan.

Estas obras urgentes ya estaban contempladas en el mes de mayo porque los vecinos habían alertado de una grieta y entonces los trabajos de reparación se presupuestaron en 7.129 euros que ya en julio se ampliaron a 36.000 euros pero los responsables municipales no se atreven de momento a asegurar que sea suficiente, así como tampoco a estimar un plazo para la finalización de los trabajos.

Martín ha explicado que en los últimos días se está procediendo a desmontar los sillares en la zona dañada “y efectivamente se ha visto que parte del muro que forra el exterior de la Muralla en ese tramo es de muy mala calidad, está muy deteriorado”.

En este sentido, no descarta que sea necesario “ampliar el grado de actuación” en el mismo y aclara que, hasta el momento, los técnicos municipales y los de la empresa adjudicataria de las obras “están haciendo desmontes para que no caigan piedras o cascotes y no haya riesgo sobre las viviendas que están en la parte inferior”.

Al tratarse de una intervención de urgencia, no ha sido necesaria la autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural pero sí la del delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, José Mazarías. Además, el departamento de Arqueología del Servicio de Cultura está realizando un exhaustivo seguimiento y control de las operaciones realizadas.

Fuentes próximas a la intervención han señalado que el momento elegido ha sido fundamental para evitar riesgos mayores ya que si el otoño y el invierno próximos presentan especial crudeza en cuanto a las condiciones meteorológicas, la integridad del muro estaba muy comprometida.

Hay que recordar que en mayo se acometieron obras de consolidación en una zona cercana, la del mirador del Postigo del Consuelo, entre el Acueducto y el cubo 12 de la Muralla, intervención que ha incluido la supresión del cableado junto a uno de los pilares del monumento romano, en la zona baja del citado postigo. En total, la inversión ascendió a 22.120 euros y 10.980 corrieron a cargo del Ministerio de Cultura y Deporte, dentro de la línea de ayudas anual del programa Proyectos de conservación, protección y difusión para bienes declarados Patrimonio Mundial, correspondiente al año pasado.

Gran inversión

Sin embargo, todo apunta a que será difícil que este año se ejecute, aunque esta presupuestado, el proyecto de intervención integral en un tramo de mayor longitud de la zona norte de la Muralla, cofinanciada por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, dentro del programa del 1,5% cultural.

Este proyecto está pendiente de la resolución definitiva por parte del Ministerio, que solicitó la subsanación de algún error en el proyecto, algo que el Ayuntamiento hizo en diciembre. La inversión estimada es de 1.513.641,91 euros. El Gobierno de España aportará el 75% del coste de los trabajos de restauración, 1.135.231 euros.

Itinerario arqueológico

La Muralla pude considerarse el cuarto gran monumento de la ciudad de Segovia, junto al Acueducto, Catedral y Alcázar. Además, en los últimos años, desde la Concejalía de Turismo se ha creado un producto turístico denominado las tres ‘M’ de Segovia: Muralla, Machado y Moneda (por la Real Casa de Moneda).

La importancia de dar a conocer este monumento y ha llevado a la Concejalía de Patrimonio Histórico, ahora a cargo de la también concejala de Urbanismo, Clara Martín, a solicitar una subvención al Ministerio de Cultura y Deporte dentro de la convocatoria de la Subsecretaría del Ministerio de ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, para proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio Mundial correspondientes al año 2020 y dirigidas a entidades locales en cuyo ámbito territorial se ubiquen bienes declarados Patrimonio Mundial por la Unesco.

Martín ha explicado que se trata de financiar un proyecto de señalización del itinerario arqueológico de la Muralla de Segovia, desde la Puerta de San Andrés a la Puerta de Santiago. para por importe de 16.785,42 Euros que se corresponde con el 75% del coste de la actuación.

El presupuesto total es de 22.380 euros y la subvención solicitada alcanza los 16.785 euros que se corresponden con el 75% del coste de la actuación.

La finalidad del proyecto es destacar los valores arqueológicos de esa zona de la ciudad ocupada desde el siglo V antes de Cristo (Edad del hierro) hasta nuestros días. Incluirá la señalización a lo largo del recorrido, en los distintos puntos de interés, de manera presencial y digital a través de la creación de contenidos web fomentando y facilitando así su conocimiento para visitantes y población en general.

Buena conservación

A pesar de las necesarias intervenciones que se han realizado y las que están proyectadas a corto o medio plazo, la Muralla de Segovia es una de las mejores conservadas de España y tiene una longitud de casi tres kilómetros y medio.

El espesor de los lienzos alcanza los 2,5 metros y su altura media desde el pie de roca sobre el que cimenta hasta los merlones de coronación se estima en 9,5 metros. Se conservan, además, tres de las cinco puertas y cuatro de los ocho postigos documentados.

El número de cubos y torres estimado es de 86, de los cuales 80 están en pie actualmente.