Publicidad

Lejos de anclarse en el paso del tiempo, la Catedral de Segovia no sólo mantiene su vasto patrimonio arquitectónico y artístico, sino que ha sido capaz de ponerlo en valor a través de proyectos de restauración, conservación y divulgación.  Los andamios, restauración de obras pictóricas y puesta a punto de las salas de exposiciones han sido parte de la Catedral en estos años, conviviendo con la visita cultural y misas diarias; y desde el 2017, incluyendo este 2020, el Cabildo ha invertido  3.470.826 euros en restaurar y divulgar el templo y lo que conserva.

A lo largo de estos años la inversión en restauración y conservación ha ido incrementándose para abrir nuevos espacios y emprender intervenciones en obras pictóricas, capillas o en el mantenimiento de la estructura del templo. Desde 2017 hasta 2019 el 50% de lo gastado ha ido destinado a esta partida que es fundamental y, que en algunos casos, como son la intervención en las vidrieras o en el órgano del Evangelio, asumen una importante cuantía debido a su envergadura y características técnicas, según informa el Cabildo en una nota de prensa.

En un repaso general, durante el 2017 la Sala de Tapices y Ornamentos Litúrgicos abría al público tras una inversión de 224.438€, la capilla de Los Cabrera, situada en el claustro, se terminó de restaurar tras una profunda intervención que ascendió a 48.000€ además de actuar íntegramente en la capilla del Cristo Yacente (135.842€) y la renovación del presbiterio de la capilla Mayor (102.000€). Estas son las restauraciones más importantes que se realizaron ese año en diferentes puntos de la Catedral y que sumaron un total de 907.738€.

En 2018, la cifra de gasto en restauración y conservación aumentó hasta los 1.165.663€, en gran parte debido a la apertura de la Sala de Pintura Bajo Claustro -535.000€- que conllevó una nueva musealización, tratamiento de restauración y conservación de las casi cuarenta obras pictóricas expuestas o la instalación de medidas de seguridad y climatización. Entre otras intervenciones, se llevó a cabo la restauración por parte de la Real Fábrica de Tapices del tapiz “Zenobia hecha prisionera” de la serie “Zenobia, Reina de Palmira” -45.000€-, la capilla de La Piedad -165.214€- o la primera fase de los trabajos de recuperación del órgano del Evangelio -198.108€-.

El pasado año, son muchos los proyectos iniciados y finalizados. En total, durante el 2019, el coste de las diferentes intervenciones llegó a 846.695€ y, entre las de más envergadura por el espacio y la musealización, está la ya aprobada reconversión de la Sala de Santa Catalina en una sala de objetos litúrgicos, con un gasto inicial de 145.000€ para su acondicionamiento. Se restauró la cubierta de la sacristía y cuerpo de oficinas por 105.000€, nuevas mejoras en la Sala de Pintura Bajo Claustro (16.600€) o la restauración de los cuatro lienzos de los Evangelistas e iluminación (62.651€). El resto de inversión fue a mejoras del mobiliario, cubiertas, megafonía, restauración de lienzos y para la segunda fase de la intervención en el órgano del Evangelio (264.144€).

Durante 2020 prosiguen algunas de las restauraciones anteriores y se han comenzado otras nuevas con una partida total de 550.730€ en estos tres años. El órgano del Evangelio se encuentra en la tercera y última fase de su restauración con una aportación de 110.060€ lo que suma un total de 572.312€. Las cubiertas del crucero, nave central y San Geroteo están siendo saneadas en una intervención que asciende a 186.000€. Ya se ha restaurado la carroza del Corpus Christi por 21.000€ o las pinturas murales de María del Salto en el claustro (38.000€).

En esta línea de restauraciones, actualmente se está acometiendo una intervención en el lienzo “Adoración de los Reyes” por 4.230€, se ha empezado la restauración de la vidriera del rosetón norte (110.000€ para el total de vidrieras este 2020) y 31.440€ se emplearán para el mobiliario y sistema de iluminación de la Sala de Santa Catalina.

El Covid-19 pospone proyectos para 2021

Desde hace ya cinco años el Cabildo apostó por una completa autofinanciación en el mantenimiento del templo. Los costes ya mencionados en conservación y restauración como los gastos de personal y otros derivados de la actividad y el uso en la Catedral se sufragan gracias a la venta de entradas en su práctica totalidad y no se recibe ninguna subvención por parte de las instituciones públicas y privadas. En los últimos tres años, el 50,60% de lo gastado ha ido destinado al concepto de restauración, conservación y mantenimiento, el 35% en retribución de gastos de personal y, el resto (14,4%), en gastos corrientes como luz o calefacción, donativos a parroquias, fundaciones u obras sociales.
Este 2020 la cantidad prevista de gasto en restauración asciende a 550.730€ a pesar de que los ingresos caerán muy previsiblemente de forma considerable debido al cierre temporal de la Catedral desde el 14 de marzo. La previsión es que el turismo que pueda venir tras la reapertura no supla las necesidades de ingresos para afrontar nuevas restauraciones previstas, quedando relegadas para el próximo 2021.