Publicidad

El Cabildo Catedral ha iniciado los trabajos de restauración de las pinturas murales de María del Salto en el claustro, que en las próximas semanas se centrarán en la recuperación y la consolidación de este fresco del siglo XIV que narra el episodio  a caballo entre la leyenda y la historia protagonizado por la judía Ester, que se convirtió al cristianismo con el nombre de María del Salto y cuyas cenizas se conservan bajo esta pintura.

Tras la aprobación del proyecto por la Comisión Territorial de Patrimonio el pasado mes de octubre, los trabajos han comenzado hace escasos días de la mano de los restauradores Graziano Panzieri  y Paloma Sánchez, que trabajan sobre la obra original del pintor Alonso de Arévalo, datada en 1561, que fue trasladada junto con el resto del claustro desde la catedral antigua hasta el actual edificio.