La cara B de la subida del SMI: ha impedido crear 321.987 empleos

Desde 2018 hasta ahora, el SMI ha subido un 54%, incrementando el salario de estos trabajadores en 5.573 euros. En concreto, la subida de este 2024 aumenta un 5% la cuantía retributiva mínima, un alza de 54 euros mensuales que suma un total de 756 euros anuales. En el conjunto nacional, entono a 2.5 millones de personas se verán afectados por esta medida. Sin embargo, un estudio recientemente publicado muestra el empleo que se ha dejado de crear en España debido a esta subida.

Este incremento tiene carácter retroactivo por lo que su aplicación consta desde el pasado 1 de enero. El ejecutivo ha defendido que los objetivos de esta medida son por un lado atender al derecho a una remuneración equitativa y suficiente que proporcione un nivel de vida digno, así como culminar el objetivo del Gobierno de situar el SMI en el 60% del salario medio y al mismo tiempo, garantizar la capacidad adquisitiva de los salarios.
La propia Yolanda Díaz aseguró hace unas semanas que “nadie que trabaje a jornada completa en España puede cobrar en 2024 menos de 1.134 euros mensuales en 14 pagas, lo que equivale a un salario medio anual de 15.876 euros”. Ahora, un informe de la consultora Freemarkets, ha mostrado, a través de diferentes técnicas de aproximación y estimación, que hubiese ocurrido en el mercado laboral español si no se hubiera subido el salario mínimo.

Como muchos economistas ya alertaron, la conclusión es negativa, no por la cantidad de empleos que se han destruido sino por lo que se han dejado de crear desde 2018 debido a las constantes subidas. Según apunta el informe, las subidas han perjudicado directamente a aquellos sectores para los que se creía que iba a ayudar esta media: mujeres, jóvenes y trabajadores del campo, es decir, los asalariados ‘más vulnerables’. En concreto, 321.987 puestos en tipo de sectores se han quedado por el camino por el incremento del SMI.
El informe de la consultora destaca que, “según los datos publicados por la EPA tras las dos últimas subidas del SMI, el paro no ha sufrido modificaciones significativas. Para el Gobierno ello demostraría que esa medida tiene efectos positivos sobre los trabajadores y neutrales sobre el empleo y la competitividad empresarial”.

Mantienen que “esto parecería refutar la tesis clásica según la cual la subida del SMI no compensada por aumentos de la productividad es dañina y se traduce en menos creación de puestos de trabajo, en mayor paro y en un deterioro de la capacidad de competir de las empresas”. Pero, esa visión, “propagada por el Gobierno, no permite apreciar las consecuencias no vistas de las subidas del SMI, su coste de oportunidad. Por tanto, es relevante realizar una aproximación diferente, la de estimar el “contrafactual”; es decir, cuál hubiese sido el nivel de empleo en España de no haberse producido las subidas del SMI realizadas desde 2018”.

La clave del informe es la oportunidad perdida que este calcula, concretamente “los ocupados en la agricultura han descendido un 4,7% y han pasado de suponer un 5% del empleo total a ser solo el 4,5%. Los ocupados en la hostelería han descendido un 3,9% y han pasado de suponer un 10,5% del total de ocupados a ser solo el 9,5%. Los empleadores y por tanto los trabajadores del servicio doméstico han descendido un 14% y han pasado de suponer un 3,9 por 100 del total de ocupados a ser solo el 3,1 por 100. Los ocupados en el comercio minorista han descendido un 4,5% y han pasado de suponer un 13,9% del total de ocupados a ser solo el 12,5%”.

El estudio concluye que “todos los grupos de menor crecimiento y con concentración de personas que reciben SMI suman 5.110.900 ocupados. Si el empleo de toda esta población hubiese crecido al mismo porcentaje de lo que lo ha hecho, ya no el resto de las ocupaciones, sino la media, en 2022 la cifra de la suma de todos estos ocupados sería 5.432.887 ocupados. Por tanto, podríamos decir que hasta 2022 se han dejado de crear 321.987 puestos de trabajo”. De todo ello se deduce que “las sucesivas alzas del SMI que se han producido en España desde 2018 no han tenido impacto positivo alguno sobre el empleo. Al contrario se han traducido en una severa reducción del número de puestos de trabajo que se hubiesen creado en ausencia de ellas”, sentencia la consultora.

Popular

Y ADEMÁS...
NOTICIAS

La Comunidad se sitúa como la quinta con más inversión en I+D

La Comunidad se sitúa como la quinta con más inversión en I+D

Las autoescuelas protestan para pedir más personal en la DGT

La falta de examinadores ralentiza las pruebas y ponen al borde de la quiebra a muchos negocios

Preparado el Torneo Interpueblos de este verano

Fútbol 7, fútbol sala, frontenis, pádel, vóley playa, pelota a mano y baloncesto 3x3 componen la oferta deportiva

Torre Val de San Pedro recibe las ayudas para las edificaciones inhabilitadas por los incendios de 2022

La Junta de Castilla y León invirtió un total de 4,2 millones de euros en la rehabilitación de más de 60 viviendas y edificaciones inhabilitadas por los efectos causados por los incendios forestales del año 2022