Comercios segovianos. / KAMARERO

Con el año nuevo ha arrancado la temporada de rebajas. Los comercios cada vez adelantan más estos descuentos para darle un impulso a sus ventas en los primeros días del año. El empleo y la economía se benefician de esta campaña y surgen nuevas posiciones y oportunidades laborales, que en los dos últimos años se han visto modificadas por los cambios en los hábitos de consumo, como consecuencia de la pandemia.

En este contexto, Adecco, empresa especializada en la gestión de recursos humanos, prevé que durante los meses de enero y febrero se experimente un repunte dela contratación, que en Segovia alcanzará un 4% en relación a los mismos meses de 2021.

Se trata de un porcentaje inferior a la media nacional, donde la estimación es del 7,5% de aumento, y de Castilla y León, del 5,2%. El número de contratos totales que se prevé para el conjunto de Castilla y León asciende a 8.954, la séptima comunidad autónoma en cifras absolutas.

Valladolid espera la formalización de 2.800 contratos (+ 6%), la provincia de Castilla y León con mejor proyección tanto por número de contratos esperados como por incremento de la campaña con respecto a hace un año. Palencia superará los 1.800 (5%) y Burgos unos 1.336 (+5%).

En un siguiente escalón se sitúa Segovia, con 877 contratos previstos (+4%), Ávila con 578 (+5%) y León, con 441 (+6%). Por último, en Zamora se esperan conseguir los 430 contratos, con un incremento interanual del 4%, en Salamanca, 421, con un crecimiento del 5%, y finalmente Soria con 254 empleos (4%).

Como ha ocurrido con las campañas de Navidad y del Black Friday, la de rebajas de invierno será especial. Con la sexta ola del virus golpeando a la sociedad, nuevas restricciones y medidas se establecen en las diferentes autonomías y eso plantea de nuevo diferentes escenarios.

Como ha venido ocurriendo en los últimos dos años, la fuerza de las contrataciones se centrará en el e-commerce y no tanto en la tienda física que puede verse afectada por restricciones de aforos y horarios dependiendo de cómo siga evolucionando la situación epidemiológica, y de la preferencia de los usuarios por evitar aglomeraciones y zonas comerciales ante el elevado número de contagios.

Esta campaña supondrá una continuación de la tendencia experimentada durante el periodo de Black Friday y Navidad, con el auge del e-commerce. Como es habitual en las rebajas, el comercio físico y el retail serán también protagonistas, aunque crearán empleo a menor ritmo que otros años, dependiendo de las restricciones de cada zona.

El comercio electrónico, el gran consumo, la alimentación, la distribución, la logística, y el transporte serán los sectores más beneficiados y los que seguirán generando empleo en esta época.

Gracias al primero, en estas fechas aumentará la necesidad de personal para la distribución y preparación de los envíos online, por ello los perfiles más buscados serán: empaquetadores, mozos, preparadores de pedidos, carretilleros y los conocidos como profesionales de última milla.

En cuanto al comercio físico, demandará perfiles como promotores comerciales, ayudantes en tienda, cajeros y personal para perfumería, juguetería, cosmética, electrónica, etc. Se buscarán sobre todo comerciales y dependientes con experiencia.