La ayuda de 200 euros para mitigar la inflación llega a 1.500 personas de la provincia, con 300.000 euros

La ayuda de 200 euros aprobada por el Gobierno de España para mitigar el impacto de la inflación ha llegado a un total de 1.499 personas en la provincia de Segovia, distribuyendo la Agencia Tributaria un importe de 299.800 euros. En el conjunto de Castilla y León son 23.881 las personas beneficiarias, con un abono de 4.776.200 euros.

Los destinatarios de esta iniciativa aprobada por el Ejecutivo a finales de junio son trabajadores, autónomos y desempleados que residen en hogares con ingresos inferiores a 14.000 euros en 2021 y cuyo patrimonio, descontando la vivienda habitual, no supere los 43.196,4 euros. El cómputo de ingresos y de patrimonio se efectúa de manera conjunta, considerando todas las personas que residan con el beneficiario en un mismo domicilio a fecha 1 de enero de 2022.

Quedan excluidos de esta ayuda los pensionistas y perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV) por ser colectivos ya beneficiados de otras medidas aprobadas por el Gobierno como el incremento un 15% de las pensiones no contributivas y del IMV. Asimismo, los pensionistas tienen garantizado su poder adquisitivo con la revalorización de las pensiones conforme al IPC.

Por tanto, el objetivo de esta ayuda de un pago único de 200 euros, recogido en el Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, es paliar los efectos del encarecimiento de precios en las rentas bajas que no se beneficiaban de las anteriores normativas.

El plazo para solicitar esta ayuda concluyó el pasado 30 de septiembre y el decreto establece un margen hasta final de año superado el cual el solicitante puede considerar denegada la solicitud si a esa fecha no ha recibido el pago.

La ayuda de 200 euros se enmarca en el paquete de medidas aprobadas por el Gobierno para mitigar el impacto de la inflación en la mayoría social del país que ya ha permitido movilizar 35.000 millones de euros. Entre estas iniciativas se encuentra una rebaja de impuestos de 10.000 millones de euros mediante la reducción del IVA del gas o de la luz.

También medidas destinadas a la clase media y trabajadora como la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible o la gratuidad del transporte en Cercanías, Rodalies y Media Distancia. Asimismo, el Gobierno adoptó también ayudas directas a los sectores más afectados como los transportistas, agricultores e industria gasintensiva.