El público esperó pacientemente para entrar a uno de los eventos del Hay Festival celebrado en La Alhóndiga. / Kamarero
Publicidad

La programación del Hay Festival Segovia, que fue clausurado el domingo, ha contado con el respaldo del público con un 98% de ocupación en las sedes del festival y una afluencia de más de 16.000 personas, según ha informado la organización que indica, además, que el flujo de asistentes a las actividades al aire libre ha sido constante y no es posible estimar su número por las propias características de los mismos.

La XIV edición del Hay Festival Segovia, que ha tenido por lema ‘Abrir la mente, para cambiar el mundo’, ha reunido en la ciudad a más de un centenar de artistas y personalidades nacionales e internacionales que han reflexionado desde el arte y la palabra, sobre la fragilidad del sistema político y social afrontando los principales desafíos para el futuro de Europa, los nacionalismos, la inmigración, la sostenibilidad medioambiental, la situación de los refugiados o el auge de los populismos, entre muchas otras cuestiones.

Para Sheila Cremaschi, directora del Hay Festival en España, esta edición ha sido “mágica, y respaldada por grandísimas personalidades de todo el mundo pero también por una audiencia que ha sido fiel y exigente, que ha respondido con creces a la libertad de expresión y de pensamiento, que ha indagado en la búsqueda de respuestas y que nos llena de fuerza para afrontar el futuro desde la esperanza. No puedo estar más agradecida a todos cuantos nos han acompañado y nos permiten que cada año el Hay Festival siga creciendo dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Cambio social

Debatir y proponer soluciones en un mundo cada vez más convulso y explicar las claves del arte y el pensamiento como catalizador del cambio social, han sido el denominador común de las más de cien personalidades invitadas a esta edición en la que han participado grandes figuras internacionales como Jeanne Gang, Charlotte Casiraghi, Ahmed Sadawii, Theodor Kallifatides, Raj Rewall, Marc Quinn, James Ellroy, Valeria Luiselli, Amanda Levete, o Suzy Amis Cameron, entre muchos otros.

Además ha sido la oportunidad de poder dialogar y conocer en persona a grandes de las letras como Fernando Aramburu, Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo, Elia Barceló, Vicente Molina Foix, Fernando Savater, Carmen Posadas, Reyes Monforte, Domingo Villar, Javier Castillo, Javier Gomá o María Dueñas, entre un amplio abanico de autores que han acercado sus propuestas al público y respondido a sus interrogantes en una atmósfera intimista y cercana.

Los organizadores sostienen que ha sido una edición “más abierta que nunca en la que Segovia se ha situado en el punto de mira del pensamiento y la cultura internacional desde diferentes ópticas”.

Añaden que sus palacios y conventos han sido testigos de debates y encuentros, se han programado grandes exposiciones de Artes Visuales como las de Ricardo Martín, Ricardo Cárdenas o Daniel Parra, pero además sus calles han estado más vivas que nunca con intervenciones artísticas como la de Alberto Reguera en la Plaza de San Martín, las Voces en la Plaza que ha reunido a importantes nombres internacionales aunando música, luz y poesía desde diversos escenarios, las lecturas públicas realizadas en jardines emblemáticos como los del Romeral, los talleres didácticos programados en Bibliotecas que han permitido acercar el arte y la narrativa a toda clase de públicos, o los audiolibros que han podido escucharse desde la Plaza Mayor.

Desde el festival agradecen especialmente el apoyo de las entidades que le han acompañado desde su primera edición: Acción Cultural Española, el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Segovia, la Diputación de Segovia, la Junta de Castilla y León, Renfe, British Council e IE University, así como “el indispensable apoyo de las más importantes fundaciones culturales”: Fundación Telefónica, Fundación Banco Sabadell, Fundación José Manuel Lara y los grupos editoriales Planeta y Penguin Random House. Entre las nuevas incorporaciones destacan la Fundación Caixa y la fundación francesa Bouygues, que desde este año se suman a la familia de entidades que apoyan “al principal festival de literatura y artes de España”.