9 1 rocio web
El parking municipal de la plaza de José Zorrilla. / Rocío Pardos

La vuelta a la normalidad también era esto. Muchos coches y escasez de aparcamiento. El concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad del Ayuntamiento de Segovia, Jesús Sanz, admite que la llegada masiva de vehículos a la ciudad ha motivado situaciones complicadas en la circulación, especialmente en el centro histórico, pero en horas punta y “en todo momento controladas”.

Sanz destaca sobre todo la alta ocupación de aparcamientos públicos, que el jueves y el viernes llegaron al 100 por cien en algunos momentos del día, principalmente a primeras horas de la tarde, en torno a las 15 ó 16 horas, según los casos, pero que a lo largo de estos cuatro días principales de Semana Santa están rozado el lleno sin llegar a la ocupación completa en conjunto.

Explica, por ejemplo, que el parking de Padre Claret presentaba una ocupación del 90% el viernes a las 16 horas, con plazas disponibles hasta alcanzar el 100% avanzada la tarde como consecuencia de la celebración de la Procesión de los Pasos. El situado en la avenida del Acueducto, sin embargo, alcanzo el 90% de su aforo a media mañana y no llegó al lleno total en todo el día, mientras el de la plaza de José Zorrilla sí llegó al 100% a las 16 horas pero dos horas después había disponibles en torno al 20% de las plazas en rotación. Por último, el parking Catedral, de propiedad privada, sí tuvo una ocupación completa durante la mañana pero por la tarde bajó al 60%.

Sanz asegura que está pendiente y recorre la ciudad en distintos momentos para comprobar el estado del tráfico, además de mantener contacto permanente con el jefe de la Policía Local y defiende la actuación de este cuerpo municipal “que ha hecho su trabajo sancionando a quien no cumple las normas”.

El edil socialista mantiene que la normalidad está siendo la tónica y puntualiza que los centros de casi todas las ciudades, especialmente si son un destino turístico como lo es Segovia, viven momentos de tráfico intenso y de dificultad para estacionar. De ahí la decisión de no aplicar la ORA ayer sábado por la mañana.

Se pregunta sobre la conveniencia de crear aparcamientos disuarorios permanentes y exclusivos en la ciudad “porque los problemas se producen cuatro o cinco veces al año”, al tiempo que recuerda la propuesta municipal de compaginarlo con un recinto ferial en la proyectada ampliación del Centro de Transportes.

Mientras tanto, Sanz asegura que ya hay conductores que esta Semana Santa han decidido aparcar en la zona del barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra, junto a la plaza de toros, y caminar después dando un paseo siguiendo el trazado del Acueducto hasta el Azoguejo, un recorrido relativamente asumible en una ciudad de distancias cortas.