fiestas cristo y san jose DSCN1243
La imagen de San José fue paseada en procesión por las calles del barrio por vecinos y peñistas. / EL ADELANTADO

Sin bajar la guardia, pero con el ánimo dispuesto a no desaprovechar ni un ápice de diversión, los barrios del Cristo del Mercado y San José recuperaron la alegría de sus fiestas más queridas, como son la Cruz de Mayo y San José Obrero. Música, gastronomía, devoción y convivencia fueron las notas comunes en ambos barrios, aunque fue en San José donde las actividades fueron más completas, al ser la jornada de clausura del programa festivo previsto para la celebración de su santo patrón.

Así, los actos comenzaron con una misa solemne en la iglesia, celebrada por el párroco Juan Cruz Arnanz, que a su término dio paso a la procesión de la imagen por las calles del barrio, portada en andas por vecinos y peñistas a los sones de la dulzaina y el tamboril. El recorrido fue compartido con una significativa representación de concejales del Ayuntamiento de Segovia, que expresaron de esta manera su apoyo a la fiesta.

Tras la procesión, en la plaza de San José tuvo lugar un concierto a cargo de la banda de la Unión Musical Segoviana, y al concluir, en los jardines del Parque Infantil de Tráfico se sirvió una paellada.

A pocos centenares de metros, el barrio del Cristo del Mercado también celebraba la fiesta de la Cruz de Mayo compartiendo una paella, servida en este caso en las inmediaciones del bar La Toscana; con la que muchos pudieron reponer fuerzas tras una larga madrugada en la que la música de la discomóvil llenó de jóvenes la Plaza de la Ermita. En su caso, los actos centrales tendrán lugar mañana martes con la subida del ‘Mayo’ (17,45 h.) y el homenaje al que fuera párroco del Cristo Domiciano Monjas en la rotonda próxima a la ermita (19,00 h.).

fiestas cristo y san jose DSCN1234
La ‘discomóvil’ llenó la Plaza de la Ermita .