20210727 Ayuntamiento RP Clara Luquero Nuevo Concejal Turismo KAM5975
La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en rueda de prensa. / KAMARERO

La alcaldesa Clara Luquero dice no estar preocupada por la ofensiva de la oposición en relación con las actuaciones de concejales del Grupo Socialista; la última, las reiteradas críticas de Ciudadanos por el coste del viaje a París de la concejala de Patrimonio Histórico, Clara Martín, para asistir a un acto del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España en el que Segovia estaba representada por la propia regidora.

Luquero ha comentado que esas críticas de la portavoz de la formación naranja, Noemí Otero,pensaba comentarlas en la próxima reunión de alcaldes del Grupo de Ciudades Patrimonio para que les dé un ataque de risa”.

En este sentido defiende que todos los alcaldes y concejales de las quince ciudades que lo forman están orgullosos de participar en este tipo de actos promocionales. “Siempre se ha hecho y nunca ha sido cuestionado”, asegura, al tiempo que duda de la capacidad de hacer oposición “si se tienen que recurrir a cosas sin ningún sentido”.

Aunque Luquero sí ha explicado qué trabajo realizó la propia Clara Martín en la asamblea de alcaldes celebrada en Mérida el 26 de junio (concretamente fue la responsable de presentar como ponente el plan de gestión del Grupo), no ha detallado su labor en París, más allá de reiterar que se trataba de promocionar Segovia, dentro de la estrategia de las Ciudades Patrimonio de España, ante los principales touroperadores del país galo, en un evento en el que, entre otros, se encontraban alcaldes y concejales e incluso algún jefe de gabinete de Alcaldía, además de la ministra Reyes Maroto, el entonces presidente de Paradores, Óscar López, que recientemente ha sido nombrado jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, y el que era en ese momento embajador de España en Francia, José Manuel Albares, en la actualidad ministro de Asuntos Exteriores, dando a entender la calidad de los contactos realizados.

Se puede hacer una oposición razonable, propositiva y que pida justificaciones, es el trabajo de una oposición seria y leal, pero caer en estas tonterías me parece que no es serio”, concluye.