La alcaldesa Clara Luquero, ayer en rueda de prensa en la Sala de la Biblioteca del Ayuntamiento. / E. A.
Publicidad

La alcaldesa Clara Luquero defiende el acuerdo alcanzado la semana pasada entre el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre el uso de los remanentes de tesorería, que en el caso del de Segovia estima en torno a los 6 millones de euros. Se trata de los ahorros acumulados desde 2013 debido a una normativa, la conocida como Ley Montoro (por el ministro de Hacienda del PP Cristóbal Montoro), cuya finalidad es la estabilidad presupuestaria. A través de una regla de gasto vinculada al crecimiento del PIB, limita la capacidad de los entidades locales para gastar aunque tengan superávit.

Luquero, al igual que hizo la semana pasada el concejal de Economía y Hacienda, Jesús García Zamora, ha insistido hoy en que “el Ayuntamiento no tiene una decisión tomada porque hemos pedido un informe detallado tanto a la Intervención municipal como a la Tesorería para, luego, en base a esos informes, tomar una decisión política”.

La regidora segoviana ha comenzado su exposición sobre el acuerdo alcanzado en el seno de la FEMP (si bien únicamente con los votos a favor de los representantes del PSOE) admitiendo que “evidentemente, los alcaldes, los ayuntamientos, hubiésemos preferido poder utilizar nuestro superávit de manera incondicional pero, hoy por hoy, con la Ley Montoro no es posible”.

Ante una situación que considera de bloqueo de esos ahorros, mantiene que el acuerdo alcanzado ahora es un mecanismo que hace factible la utilización del superávit aunque condicionada a través de un fondo estatal al que las entidades locales pueden sumarse de forma voluntaria. La alcaldesa utiliza las cifras que maneja su equipo para exponer lo que implicaría para el Consistorio sumarse a esta iniciativa: “suponiendo que el Ayuntamiento decidiera participar en ese fondo, hablo en condicional, lo haría aportando en torno a seis millones y recibiríamos durante este año y el que viene dos millones a fondo perdido del Gobierno de España para, a continuación, ir recuperando los seis millones durante 10 años con cantidades anuales que, además, se gestionarían como transferencias no financieras; eso significa que es dinero que podremos utilizar y no perjudicaría a la estabilidad presupuestaria”.

Luquero valora que el Gobierno y la Federación de Municipios y Provincias hayan conseguido arbitrar este mecanismo “para utilizar los recursos y empezar a utilizarlos ya” y señala que el fondo lo gestionaría la Administración General del Estado “para atender las necesidades de la ciudadanía surgidas en un momento tan duro como el que estamos sufriendo, en lugar de estar parado en los bancos; se trata de ponerlo a circular, a trabajar, para atender esas necesidades, también las de los segovianos”.

Por otra parte, la alcaldesa dice no entender las críticas vertidas especialmente desde el Partido Popular: “me asombran esas declaraciones en el sentido de saltémonos la norma… Pero si fueron ellos quienes aprobaron la Ley Montoro, los límites que ahora tenemos los aprobó un Gobierno del PP y ahora parece que quieren que incumplamos la Ley, que nos la saltemos a la torera y no cumplamos los requisitos europeos. ¿Por qué? Porque sí, ¿por demagogia y porque ahora se vende mejor?”