La AIHS prevé que el 20% de los establecimientos cierren

La Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia analiza la actualidad de un sector “golpeado muy duramente” por el coronavirus y reclama participar en la toma de decisiones que estén por venir

946
El presidente de la AIHS, Enrique Cañada, acompañado de otros miembros de la plataforma.
Publicidad

La Agrupación Industrial de Hosteleros de Segovia (AIHS), junto a con Hostelería España, hicieron entrega ayer de un manifiesto al Gobierno con las reivindicaciones del sector para poder encarar la reactivación y dejar atrás la situación de “incertidumbre” que en estos momentos reina.

Durante la presentación del manifiesto y su lectura ante los medios de comunicación, el presidente de la AIHS, Enrique Cañada Martín, analizó la actualidad del sector segoviano y anunció que la agrupación prevé que cerca del 20% de los establecimientos de la provincia tendrá que cerrar por no poder hacer frente a la crisis que ha traído consigo el coronavirus.
“Nuestra estimación es que un 20% de los negocios están recogiendo”, anunció Cañada, que no dudó en catalogar el impacto de la pandemia para el sector de “muy duro”.

Aparte de la aparatosa cifra de negocios que cerrarán, el presidente de la agrupación también reveló que de los 6.000 trabajadores de la hostelería en la provincia el “90% o 95%” han hecho frente a un ERTE, cifra a la que se debe sumar todas las industrias que son afectadas por el cierre hostelero y que se verían arrastradas de forma indirecta.

Cañada señaló que el mayor impacto se ha producido en bares, restaurantes y hoteles, y que a día de hoy “es difícil abrir en estas condiciones”. “La actividad se ha visto parada prácticamente por completo y la reducción de ingresos a cero”, resumió.

En cuanto a las decisiones adoptadas por el Ejecutivo central hasta el momento, el presidente de la AIHS señaló la “dificultad de aplicar las medidas impuestas por el Gobierno” y que han echado “en falta otras medidas imprescindibles para garantizar la subsistencia”. Cañada pidió que el sector tenga la “participación necesaria en la toma de decisiones” y reclamó a las Administraciones “diálogo” para poder afrontar el futuro con las mejores garantías.

“De momento no hemos calculado pérdidas, pero ahora mismo lo que nos mata es la incertidumbre”, recordó, y es que desde la agrupación hostelera aclaran que en estos momentos no se saben “las fechas o periodos en los que va a producirse la reactivación”.

Javier García Crespo ‘Miki’, gerente de la AIHS, marcó como punto de inflexión el próximo mes de octubre, que será cuando se pueda analizar el impacto con perspectiva, ya que se espera que “el verano sea duro”. “El empresario tiene muchos frentes abiertos”, señaló, en referencia a todos los condicionantes que el coronavirus ha puesto encima de la mesa sin posibilidad de adaptación.

Por último, desde la agrupación hostelera quisieron destacar que la mayoría de los ayuntamientos a lo largo y ancho de la provincia están tomando decisiones para facilitar la reactivación del sector, algo que agradecieron desde la plataforma, aunque recordaron que en la mayoría de casos estas medidas todavía están pendientes de aprobación.