Torreón de Arias Dávila, en la plaza de los Huertos, esquina con Colón. / E. A.
Torreón de Arias Dávila, en la plaza de los Huertos, esquina con Colón. / E. A.

La Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Castilla y León ha adjudicado a la empresa César Piquero González un contrato de obras para la reparación de fachadas y otros elementos en el palacio de Arias Dávila de la capital segoviana, actual sede de la delegación en la provincia de este organismo del Ministerio de Hacienda.

El importe del contrato asciende a 30.733,42 euros (IVA incluido), lo que supone una rebaja de cerca de 5.000 euros respecto al presupuesto de licitación. Al procedimiento abierto se presentó otra empresa.

Las obra a acometer, en un plazo de tres meses, se dirigen por un lado a subsanar desperfectos sufridos por el paso del tiempo y, por otro, a cumplir con un correcto mantenimiento de este edificio cuyo origen se remonta a mediados del siglo XV. Situado en la céntrica calle de Colón, en el recinto amurallado de la ciudad, destaca por su torreón medieval como elemento arquitectónico singular, que además goza de la máxima protección, al estar incluido en el Catálogo de edificios histórico artísticos del Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS).

Canalón defectuoso

Entre los trabajos a ejecutar, destacan los de la fachada oeste del torreón. Según la memoria, a consecuencia del mal funcionamiento de un canalón, se produjeron humedades que han afectado de manera directa a los revocos esgrafiados y a los sillares de granito de la esquina.

Además de reparar la humedad, será necesario sanear la zona, ya que la superficie se encuentra atacada por agentes bióticos que alteran su estética y deshacen los materiales. El lavado de la superficie que se produjo por la mala canalización del agua de lluvia derivó en arrastre de suciedad y pérdida de material de revestimiento.

Salón de actos

Otra de las actuaciones previstas es la reparación del techo del salón de actos, ya que, tras la sustitución de las luminarias del salón de actos por otras más eficientes y más acordes a la estética del local, es necesario arreglar las zonas que antes estaban ocupadas por pantallas y pintar toda la sala.

Además, se procederá al tratamiento y barnizado de las carpinterías exteriores del inmueble, a la instalación de una barandilla en la terraza de la planta segunda y al saneado de paramentos en el patio posterior.

Como curiosidad, este palacio fue levantado a mediados del siglo XV por Diego Arias Dávila, contador de Enrique IV; es decir, un antecedente del Ministerio de Hacienda.

El edificio ha sido muy alterado, especialmente en su restauración de 1943, cuando fue adquirido por Hacienda. Posteriormente se llevaron a cabo reformas en 1978 y 1999/2003. El torreón fue objeto de una rehabilitación integral entre 2006 y 2007.