La Academia de Artillería ha rendido homenaje este domingo, 2 de mayo, como cada año, a dos de sus más ilustres artilleros: D. Pedro Velarde y Santillán y D. Luis Daoíz y Torres, héroes del 2 de mayo de 1808, en un acto que ha tenido lugar en la renovada plazuela de la Reina Victoria Eugenia del Alcázar de Segovia.

En esta ocasión, debido a las circunstancias sanitarias actuales, el acto se desarrolló con una sencilla ceremonia de carácter interno sin la presencia de las autoridades civiles y militares que habitualmente comparten con la Academia de Artillería tan señalado día, siendo presidido por el Teniente General, Jefe del Mando de Personal, D. Guillermo Manuel Fernández Sáez.

Se entregaron los premios ‘2 de Mayo‘ y ‘Sargento Ciro Martínez‘, que la Academia entrega a los alumnos que han puesto de manifiesto las mejores cualidades por su comportamiento, elevado espíritu militar y aplicación. Este año, el premio ‘2 de Mayo’ fue para el alférez alumno Saúl García Gutiérrez y el premio ‘Sargento Ciro Martínez’ para los sargentos alumnos Omar Juez Pérez y Pablo Asián Arcos.

El capitán profesor Jesús López Cabello, a quien por antigüedad le correspondía, ha realizado el Elogio a los héroes, rememorando los acontecimientos vividos en aquel momento en el que el pueblo español se levantó frente a la invasión del ejército napoleónico.

Para finalizar el acto, a los pies del “sencillo aunque majestuoso” monumento erigido por el escultor segoviano Aniceto Marinas se realizó el emotivo homenaje a los caídos y se entonó el Himno de los Artilleros. Finalmente, en la Sala Conde de Almodóvar del Alcázar de Segovia, el teniente general Fernández Sáez firmó en el Libro de Honor de la Academia.