Juzgan a una pareja por posible estafa al matrimonio que cuidaban

La acusación particular reclama seis años de prisión, mientras que la Fiscalía no aprecia delitos

Ayer quedó visto para sentencia el caso de una supuesta estafa por parte de una pareja a la que se acusa de quedarse con parte de las propiedades de un matrimonio anciano al que cuidaban, y uno de cuyos miembros ya ha fallecido.

El juicio tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Segovia, donde la acusación particular reclama seis años de prisión y diez meses de multa por lo que considera un delito de estafa y otro contra la integridad moral.

En cambio, la Fiscalía, mantiene al igual que en las conclusiones provisionales, que no se ha probado la existencia de delito y por tanto, propone que se sobresea el caso.

Para ello, se refiere tanto a las declaraciones llevadas a cabo en la sede policial y la sede judicial, tanto del denunciante, como de los testigos llamados. En base a ello, al Ministerio Fiscal llega a la conclusión de que el matrimonio estaba bien atendidos y cuidados, “sin que pueda establecerse dejación de funciones en este sentido por parte de los investigados”.

“Debemos tener en cuenta, que las quejas vienen exclusivamente de una de las víctimas”, añade “derivadas, quizás de la necesidad de una mayor atención”. “En relación a las donaciones y disposición de dinero, no hemos detectado elemento alguno que haga dudar de su legalidad”, argumenta la Fiscalía.

Por su parte, la acusación particular estima que los ancianos fueron engañados entre 2013 y 2017 para hacerse con dos casas, un solar y más de 100.000 euros de su propiedad. Y los acusados señalaron ante el Tribunal que así lo habían acordado con el matrimonio, para ser pagados con el patrimonio que mantenía.