Julio Valdeón gana la categoría de Opinión de los Premios Cossío 2011

El escritor y columnista de los periódicos del Grupo Promecal Julio Valdeón Blanco ha ganado la modalidad de Opinión de los Premios de Periodismo Francisco de Cossío 2011, convocados por la Junta de Castilla y León, por un artículo titulado "Del Bosque", en referencia al seleccionador nacional de fútbol.

0

El anuncio lo ha realizado hoy el presidente del jurado, el escritor José Jiménez Lozano, quien ha estado acompañado en la decisión por los periodistas Jesús Fonseca y Ángel Cuaresma y por el humorista gráfico José María Nieto.

Según el acta, el jurado ha optado por este trabajo, presentado por la Sociedad de Estudios Literarios y Humanísticos de Salamanca, teniendo en cuenta su “calidad literaria y la oportunidad de destacar con acierto los valores de castellanos y leoneses a través de un salmantino universal, Vicente del Bosque”.

La columna premiada está publicada en los diarios del Grupo Promecal, el Día de Valladolid, Diario de Burgos, Diario Palentino, El Adelantado de Segovia y Diario de Ávila, el 21 de julio del año pasado.

Durante la conferencia de prensa, Jiménez Lozano, en una auténtica lección magistral, ha considerado que el lenguaje de precisión lo usa más la gente que no ha realizado grandes lecturas y que no está contaminada porque, en su opinión “lo más simple, siempre es lo mejor”.

Para este escritor, un periodista debe leer “y hablar con su abuela”, mientras ha insistido en que, en España, quien entiende a los clásicos, “es la gente del pueblo”.

En cuanto al periodismo de opinión, el poeta, narrador y ensayista, Premio Cervantes, ha dicho que “está mejor que nunca”, porque hay muchos columnistas, aunque ha precisado que la política ha ganado espacio al artículo literario.

En cuanto a la libertad periodística, el autor de novelas como “Agua de noria” ha subrayado que es una cuestión “geográfica, porque tener al dueño de la finca cerca es lo que realmente limita esta libertad”.

También, a su juicio, la puede mediatizar la empresa o uno mismo, incluso el funcionamiento de las libertades públicas, aunque estén aseguradas.

Tras valorar el trabajo premiado en cuanto a lo literario, en tono jocoso, Jiménez Lozano ha confesado que “a un ignorante del fútbol como yo, le ha abierto los ojos, porque no tengo ni idea, ni sabía quién era Del Bosque”.

Y, volviendo a la formación, ha reiterado que “escribir bien es como hablar bien, porque una cosa es la oratoria y otra la precisión absoluta, el manejo de la sintaxis”.

Según Jiménez Lozano, el lenguaje periodístico es aceptable, aunque aprecia que, debido a la influencia Iberoamericana, en los titulares haya cierto predominio de la coma entre el verbo y el sujeto.

Para este reconocido autor, “el periodista debe saber gramática, escuchar y hablar en castellano, sin dejarse influir del inglés, porque se cometen errores como decir poner en valor en vez de valorar; y lo más simple es lo más acertado”.

“Entre dos palabras, la más pobre siempre es la mejor”, ha sentenciado Jiménez Lozano.