Julio Sanz Orejudo, presidente del Consejo de la Abogacía de CyL. / EL ADELANTADO

El Ministerio de Justicia ha concedido, con motivo del aniversario de la Constitución Española de 1978, la Cruz Distinguida de Segunda Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort al abogado segoviano y presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León (CACYL), Julio Sanz Orejudo. La distinción fue solicitada por el Colegio de Abogados de Segovia y pretende reconocer la labor de uno de los referentes de la abogacía en la Comunidad.

Las cruces de la Orden de San Raimundo de Peñafort premian “los relevantes méritos contraídos por cuantos intervienen en la Administración de Justicia, así como el cultivo y aplicación del estudio del Derecho en todas sus ramas”.

Julio Sanz Orejudo, que lleva ejerciendo como abogado desde 1980, es uno de los abogados más reputados de la ciudad de Segovia. Ha ocupado cargos de responsabilidad en su Colegio, donde empezó como diputado primero y segundo, y culminó su carrera local como decano de 2008 a 2018. Desde 2017 preside el CACYL y es consejero del Consejo de la Abogacía Española. Además, forma parte de la Oficina de Representación Institucional de la Abogacía Española y es miembro de la Comisión de Ordenación Profesional y Colegial de la institución nacional.

En 1944, siendo Ministro de Justicia Don Eduardo Aunós, se publica en el Boletín Oficial del Estado de 7 de febrero de 1944, el Decreto de 23 de enero de ese mismo año (festividad de San Raimundo de Peñafort, patrono de los juristas) por el que se crea la Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort para premiar el mérito a la Justicia y recompensar hechos distinguidos o servicios relevantes, de carácter civil, en el campo del Derecho, poniéndola bajo la advocación del que fuera eximio español y príncipe de los canonistas, San Raimundo de Peñafort.