56 1 web
Los juegos que se desarrollan en estos talleres están diseñados para ser elaborados con materiales domésticos. /E.A.

Dentro de las actividades enmarcadas en el programa de educación ambiental ‘Enreda en verde’ del Área de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad de la Diputación, el próximo martes 19 de julio darán inicio en Yanguas de Eresma, a partir de las 10:30 horas, los talleres infantiles ‘Juguemos sin pantallas’, que a lo largo de los meses de julio, agosto y septiembre llegarán a cuarenta municipios de la provincia.

Al igual que otras actividades del programa, estos talleres tienen como objetivo promover y educar a la población en adquirir unos hábitos de vida saludables y sostenibles, tanto consigo mismos como con el planeta. En concreto, ‘Juguemos sin pantallas’ tiene como finalidad fomentar entre los niños y jóvenes unos comportamientos menos sedentarios, especialmente en lo que se refiere a la reducción del tiempo de utilización de pantallas, tales como teléfonos móviles, tablets, videoconsolas y otros aparatos tecnológicos.

Los juegos que se desarrollan en estos talleres están diseñados para poder ser elaborados con materiales domésticos, que gran parte de la población tiene disponible en sus hogares. Así, además de fomentar la creatividad entre los participantes, también se propone el uso sostenible de los recursos, impulsando la reutilización y segunda vida de los materiales. Para ello, cada participante recibirá una guía para la fabricación casera de juguetes.

Las localidades en las que se realizan estos talleres, que próximamente visitarán, además de Yanguas de Eresma, Samboal, Navas de Oro y Maderuelo los días 20, 22 y 25 de julio, respectivamente, se encuentran repartidas homogéneamente por todo el territorio segoviano, donde además coexisten de manera simultánea durante el verano con otras del programa ‘Enreda en Verde’, logrando abarcar diferentes temáticas relacionadas con la sostenibilidad.

Para la diputada del Área, Noemí Otero, “es de gran importancia fomentar una armonía en todos los ámbitos de la salud, impulsando unos estilos de vida activos junto con una alimentación equilibrada, en los que el uso de las tecnologías se reduzca, a la par que se promuevan capacidades como la creatividad, el desarrollo de estrategias, la socialización y el compromiso con la naturaleza”.