Caja Rural Conferencia Juan Ramon Rallo KAM7337
Juan Ramón Rallo asistió ayer a un encuentro en la capital. /KAMARERO

El economista Juan Ramón Rallo aboga por los servicios como sector puntero para que la economía española se reactive y se incremente la productividad, “que lleva prácticamente 30 años estancada”. Rallo participó ayer en Segovia en un encuentro empresarial de la Fundación Caja Rural, ante unos ochenta empresarios de la provincia, en el que defendió las tesis del liberalismo económico. En su opinión, “el futuro pasa con claridad por los servicios”, y rechazó el enfoque, a su juicio, “no acertado” del Gobierno actual, “que mantiene un discurso de que el sector que debería reaparecer en España es la industria, cuando los países más ricos del mundo son países en los que el peso de la industria es prácticamente mínimo y lo que tenemos nosotros son servicios”.

El economista insistió en la apuesta por los servicios. “Debemos ser muy conscientes de ello, el mundo en general se está desindustrializando, con lo cual confiar en que la industria va a volver a jugar un papel muy importante dentro de nuestra economía, es no plantear adecuadamente cual va a ser el futuro de nuestro país y tratar de llevarlo por un lado por el que no va a ir”.

Juan Ramón Rallo afirmó que los verdaderos retos de España están en el medio y largo plazo “y ahí es donde el panorama es más sombrío”. Considera que hace falta “voluntad” de aplicar reformas “que no parece que estén ni en el Gobierno ni fuera, porque los debates se trasladan cada vez más a un corto plazo politiquero sin mucha perspectiva de largo”.

Según el economista, a medio plazo España tiene retos como resolver el paro estructural. “Esa sería una de las vías que tendríamos para crecer a corto plazo, incorporar mucha más gente al mercado laboral”. Otra reforma sería “abaratar el coste de la energía, en particular de la electricidad, pero es muy complicado que lo veamos en los próximos diez años, en que la mayor parte del recibo de luz son gastos ya comprometidos”.

Rallo cree que también es fundamental el mercado inmobiliario, para abaratar las viviendas y permitir la emancipación de los jóvenes, “pero parece que las políticas que se están adoptando van más por el lado de reprimir la demanda que a incrementar la oferta para mejorar la accesibilidad a la vivienda y por tanto abaratar precios”.

A largo plazo también planteó retos para España, como la reforma del sistema de pensiones, “que no se está encarando de una manera adecuada”, así como el objetivo de incrementar la productividad dentro de nuestra economía. “No se están tomando medidas, ni en el sistema educativo, ni en el de financiación de nuevas empresas, ni tampoco en la captación ni incentivo fiscal, por ejemplo, a la I+d+i. Está absolutamente parado, está muerto, si eso no sucede no hay aumentos de la productividad”.

Juan Ramón Rallo dejó un mensajepesimista, pero en realidad optimista”, a los empresarios segovianos, animándoles a que intenten salir adelante por ellos mismos y “que no confíen en las administraciones públicas. “La solución no les va a venir de fuera, tiene que venir de dentro y muchas veces tendrán incluso que superar los obstáculos que les seguirán poniendo las administraciones públicas”, concluyó.