Fiesta San Cristobal Asetra CTS Juan Andres Saiz Garrido KAM6485
El presidente de la Agrupación Segoviana de Empresarios de Transporte (Asetra), Juan Andrés Saiz Garrido. / KAMARERO

“Este sector es el que mueve el país. Si el transporte para, se detiene todo”, reiteran los conductores profesionales. Aunque al principio era una advertencia, pronto se convirtió en una convocatoria y, semanas después, en una realidad. En concreto, se cumplen once días desde el comienzo del paro indefinido nacional. A pesar de ello, la provincia de Segovia no ha registrado alteraciones severas por este motivo, pero varios supermercados comienzan a notar ya la falta de productos, lo que ha creado temor entre la población.

La preocupante situación que arrastra el transporte segoviano se viene notificando desde hace años por parte de la Agrupación Segoviana de Empresarios de Transporte (Asetra). Sin embargo, la crisis económica y social derivada de la pandemia y, actualmente, de la guerra en Ucrania, ha disparado el precio de los carburantes a niveles históricos y originado una situación de incertidumbre en el sector. Por ello, el presidente de Asetra, Juan Andrés Saiz Garrido, confía en que las negociaciones con el Gobierno de España avancen firmemente “por el bien de todos”. De modo contrario, es difícil vaticinar la supervivencia de las decenas de empresas que se dedican al transporte en la provincia.

— La situación del transporte segoviano el lunes 14 de marzo era de “normalidad absoluta”, según valoró, a pesar de la convocatoria del paro indefinido. ¿Ha habido cambios desde ese día?
— En realidad el problema ya era latente semanas antes, cuando el precio de los combustibles comenzó a subir sin freno. La chispa que encendió el conflicto se encontró todo el pasto seco, a punto de explotar. En el seguimiento del conflicto ha habido varias inflexiones, y todas han sido seguidas por la Junta Directiva de Asetra en comité permanente de crisis, a largo de estos días.

— ¿Se sabe el porcentaje aproximado de empresas que lo han secundado?
— Con rigor es imposible saberlo, pues es un proceso cambiante que ha tenido mayor y menos incidencia en una regiones que en otras.

—¿Hay algún subsector del transporte que haya sido protagonista en el respaldo de este paro?
— Sí, los más desprotegidos. Es decir, los autónomos y pequeñas empresas, que tienen menor posibilidad de subir y negociar mayores precios con sus clientes, en consonancia con el notable incremento de los costes.

— ¿Asetra ha tenido conocimiento del desabastecimiento de algunos productos en la provincia?
— A veces la televisión alarma, pero en Segovia no hemos conocido desabastecimiento de relieve en el sector de la alimentación. Se dice que algunas plantas industriales han tenido que parar su producción por falta de materias primas, pero no es el caso de nuestra provincia, tan escasamente industrializada.

— En el transcurso del paro ha habido ‘falsas alarmas’ de piquetes y se ha denunciado una agresión a un transportista en Villacastín, ¿ha habido más actos violentos?
— Pocos, que sepamos. Un transportista de la provincia se ha encontrado las ruedas de sus vehículos rajadas, por lo que ha hecho la correspondiente denuncia y nos lo ha comunicado a Asetra.

Negociaciones

—¿Por qué, desde Asetra, se ha considerado “decepcionante” la reunión entre el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y el Gobierno de España de este lunes?
— Porque estamos muy cansados y deseamos que el conflicto se resuelva cuanto antes. No se tenían que haber levantado de la mesa de negociación hasta que no hubieran llegado a un acuerdo que diera respuesta a la realidad angustiosa del sector, concretando todos los detalles de la ayuda de 500 millones de euros que anunció la ministra de Transportes. Ahora estamos pendientes de la segunda reunión, pues hay transportistas que no pueden seguir parados ni trabajando a pérdidas, y otros están muy enfadados. Hay que darles respuestas consecuentes.

— El encuentro, tras conocerse su adelanto, tendrá lugar hoy. ¿Qué cabe esperar?
— Espero y deseo que lleguen a un acuerdo, por el bien de todos. Los transportistas tenemos nuestras empresas para servir a nuestros clientes y para ganar lícitamente un beneficio.

— ¿Usted es más partidario de bonificaciones de los carburantes para el transporte o, por otro lado, de la rebaja del IVA en el combustible?
— Por supuesto, estoy a favor de una bonificación eficaz del precio de los carburantes.

—¿Cabe la posibilidad de que, si no se avanzan las negociaciones y no se anuncian medidas concretas, Asetra respalde un paro como ya ha hecho Fenadismer?
—Lo que ha hecho realmente Fenadismer, que forma parte del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), es manifestar su enfado por la falta de concreción de la ministra de Transportes. Sin embargo, la postura de Asetra siempre ha sido la misma: respetar a quien quisiera cesar temporalmente la actividad, por las razones que fueran, y también solicitar el mismo respeto a quienes quisieran trabajar. En cuanto a qué va a suceder después de que se conozca el detalle de las ayudas anunciadas, esperaremos a su publicación y a su análisis pormenorizado.

Centro Transportes Huelga Gasolinera KAM7530
Algunos vehículos estacionados en el Centro de Transportes de Segovia durante el paro indefinido. / KAMARERO

Respaldo político

— El actual paro indefinido nacional se ha llegado a relacionar con los intereses defendidos por Vox. ¿Cuál es su opinión respecto a esta afirmación?
— Respetamos a todos los partidos del arco parlamentario como representantes democráticos de los españoles, pero a todos les decimos lo mismo. En concreto, que en los asuntos de Estado -y este lo es- echamos de menos que todas las fuerzas políticas empujen el carro en la misma dirección. Los transportistas somos empresarios y cada uno puede tener su ideología, pero no somos correa de transmisión de ninguno de las formaciones políticas.

— ¿Hay algún partido político provincial que les haya mostrado su apoyo ante la actual situación del transporte?
— A Asetra, ninguno.

Futuro incierto

— ¿La situación del transporte en Segovia responde a ciertas particularidades o comparte las mismas características que el panorama nacional?
— Segovia es una provincia muy pequeña en el contexto nacional, pero efectivamente la problemática es la misma en todos los sitios. Por ejemplo, la dificultad endémica para que las empresas de transporte de mercancías puedan repercutir sus costes a los precios y, en los últimos meses, la espiral alcista, incontrolada, del precio del carburante: en lo que va de año el gasóleo ha subido más del 50 por ciento.

— Aparte de la subida del precio de los carburantes, ¿a qué otras problemáticas se enfrentan las empresas de transporte segoviano?
— Son muchos los problemas. Los principales, con motivo del incremento de los costes, no ya solo el del gasoil, sino también de neumáticos o talleres, entre otros. A ello se suma el envejecimiento de los conductores y la falta de relevo generacional; el mal trato que se ofrece a los empresarios autónomos por parte de algunos operadores logísticos, etc.

— ¿Estos problemas tienen solución?
— Ojalá pudiéramos resolverlos nosotros en Asetra. Nuestra función es servir al socio, mantenerle informado y, últimamente, darle a conocer las medidas que ayudarán a mejorar el sector, las cuales están publicadas en el Real Decreto-ley 3/2022. Algunas de las más importantes son la repercusión obligatoria en el precio de la variación del coste del carburante, la prohibición a los conductores de realizar operaciones de carga y/o descarga de mercancías o el derecho a cobrar paralizaciones a partir de la primera hora de demora.

— ¿La incertidumbre del sector es reciente o histórica?
— Lo peor que hay en la vida empresarial es la incertidumbre y, concretamente, nos referimos a que es necesario que los precios del carburante se estabilicen para que nuestros asociados puedan así aplicar a sus clientes los incrementos precisos, de acuerdo con la fórmula de revisión.

— ¿Ha repercutido la situación de la guerra en Ucrania al transporte segoviano?
— Muchísimo. Como ciudadanos de bien, nos duelen las víctimas. Por desgracia, sus efectos colaterales los sufrimos todos, empezando por los transportistas.

— ¿Cuál es el ‘sentir general’ de las empresas de transporte segoviano ante el futuro de la profesión?
— El futuro es incierto, principalmente porque no hay relevo. Somos arrieros, llevamos el transporte en la sangre desde hace siglos, pero el sector se ha envejecido y no es una profesión atractiva para los jóvenes. Algo estaremos haciendo mal, al haberse roto esa vocación tan segoviana por el transporte. Sin duda.

— ¿Algún mensaje de esperanza o tranquilidad que Asetra quiera mandar a las empresas del sector?
— Siempre soy optimista, hasta en los momentos más difíciles. El transporte segoviano ha superado crisis muy graves. Con unión, sentido común y el coraje que nos caracteriza a los transportistas segovianos, superaremos esta situación, que nos hará crecer como transportistas y empresarios.

Ana María Criado (Segovia, 1998). Periodista y humanista por la Universidad Carlos III de Madrid.