Expo Restaurante Jose Maria
Rocío y José María Ruiz, junto a algunas de las fotografías que integran la exposición que puede contemplarse hasta el 26 de julio en la Casa de la Lectura. / KAMARERO

Con un repetido agradecimiento con que cualquier hostelero recibe y despide a sus clientes. Así correspondió ayer José María Ruiz a autoridades, compañeros empresarios, a su plantilla.

Ayer lo hizo con un gesto distinto: inaugurando una exposición titulada ‘El hilo que nos une. Cuarenta años y…¡Muchos platos rotos!’. Se trata de una muestra conmemorativa de momentos concretos como el día de su inauguración (5 de junio de 1982), jornadas gastronómicas, días de formación y viajes del equipo, la creación del Cochinillo Viajero, la adquisición de la granja para la cría y cuidado de cochinillos, Agrocorte Gourmet, o el próximo proyecto de la empresa: Zibá Eventos. Y es que el restaurante que el matrimonio Ruiz Aragoneses puso en marcha avanza cuatro décadas después, con nuevos planes y nueva savia.

La nueva directora del grupo empresarial tuvo palabras de gratitud y orgullo hacia sus progenitores, como hacia sus hermanos y también para su equipo de profesionales, a los que consideró también de su familia.

Con la emoción contenida, José María Ruiz valoró el poder verse rodeado de amigos, y apoyado por hijos y nietos. Para soportarla exhibió el trabajo que él ha desempeñado para que Segovia tenga un patrimonio como es su gastronomía. “Un buen destino turístico debe tener un gran reclamo gastronómico”, sentenció. Anunció que seguirá intentando hacer felices a los comensales, “en la medida que se lo permitan”, bromeó con un guiño hacia su hija Rocío.

Un hilo conduce la exposición que une a José María con la provincia de Segovia, la que le vio nacer, y donde su equipo ha crecido desde los diez primeros profesionales que iniciaron la andadura hasta las más de cien personas que hoy forman la empresa.

Los fundadores de la saga hostelera corresponden con la exposición la acogida y el cariño que la sociedad ha brindado a toda la familia. De la misma forma que el restaurante ha crecido, la provincia ha evolucionado durante estos 40 años. Es la historia de Segovia y la de José María. Cada día se lo recuerda a sus clientes en una simple servilleta a la que besan: Gracias por su visita.

Ver más artículos

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA