UGT Jose Luis Martin de Lucas KAM3213
José Luis Martín de Lucas, secretario provincial de UGT Segovia. / Kamarero

Los 55 delegados que han participado hoy en el VII Congreso de la Unión Provincial de UGT han elegido, con el 54,1% de los votos emitidos, a José Luis Martín de Lucas, procedente de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FESMC), para llevar las riendas del sindicato en Segovia, acompañado como colaborador por Juan Jesús Iglesias Orgaz, de la Federación de Servicios Públicos, que ya fue secretario de organización en la etapa de Salazar Calvo.

Con este congreso, aplazado por la situación sanitaria, ya que tenía que haberse celebrado en el primer trimestre, se pone fin a una situación de triunvirato en la dirección del sindicato en Segovia, desde que el anterior secretario general, Manuel Sanz, fuera elegido hace más de un año responsable de la Federación de Industria, Construcción y Afines (FICA UGT-Segovia), ya que no podía compatibilizar ambos cargos.

En este sentido, desde septiembre del año pasado la dirección la compartían el propio Sanz, en el área de elecciones sindicales y acción sindical; el secretario general de la Federación de Servicios Públicos, Miguel Ángel Mateo, que asumió la representación institucional, diálogo social y organización, y la secretaria general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo, Olga Sánchez Arribas, como responsable de salud laboral.

Martín de Lucas, que procede de una federación con nueve sectores, algunos tan potentes como el comercio y el transporte, pertenece al de seguridad privada y asume con mucha ilusión los retos que UGT tiene por delante en un momento en el que todavía hay trabajadores en ERTE, una elevada tasa de paro y la derogación de la reforma laboral de 2012 pendiente.

En cualquier caso, aunque asegura, medio en broma medio en serio, que ha llegado al cargo “engañado” por una propuesta conjunta de la secretaria general de la federación a la que pertenece y por el de la Federación de Servicios Públicos, asume con responsabilidad, y sin liberarse, su labor y muy pronto se reunirá con responsables institucionales de la provincia.

Precisamente, los delegados asistentes al congreso han aprobado una resolución en la que piden la retirada de la reforma sanitaria en la provincia, ya que la Unión Provincial de UGT considera que supone “a todas luces un desmantelamiento del estado de bienestar de todos nuestros pueblos”.

El nuevo secretario general, que además reside en un pueblo, Garcillán, insiste en la necesidad de mejorar la atención primaria en el medio rural. En el ámbito laboral, UGT recalca que la reforma promovida por PP y Cs “lo único que conlleva es eliminar y amortizar puestos de trabajo de personal sanitario”.

Este sindicato, que también ha fijado la continuidad de la negociación en el marco del diálogo social a nivel municipal y provincial como un logro, insiste, por otra parte, en que hay políticas públicas, como la sanitaria, que llevan a despoblar los municipios y reclaman que no se cierren consultorios locales y se refuercen las plantillas en Atención Primaria de médicos, enfermeras, auxiliar enfermería y también auxiliar administrativo para citas previa y celadores para la atención directa. Por último, exige que se apruebe de forma inmediata un plan de choque a las listas quirúrgicas como de pruebas diagnósticas.