José Luis Aceves, ayer en la sede del PSOE de Segovia. / E. A.
Publicidad

Ante la inminente convocatoria electoral para las generales del 10 de noviembre, el secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves, se ha apresurado a solicitar públicamente el “voto masivo “ para su partido y asegura que los socialistas no querían nuevas elecciones porque dice que los españoles y los segovianos otorgaron la confianza claramente en el PSOE en abril y mayo pero las derechas y Unidas Podemos “no aceptaron el resultado ni las propuestas, optando por el bloqueo, demostrando que les importa muy poco los intereses de la ciudadanía”. Por esa razón el dirigente socialista cree que sólo el PSOE puede ofrecer una estabilidad con una mayoría suficiente y un gobierno de Pedro Sánchez “serio, creíble, sólido, estable y progresista”.

“Con humildad manifiesto que no estoy satisfecho y honestamente los socialistas asumimos la responsabilidad siempre de explicar a la ciudadanía que hemos puesto por delante los intereses del país a los de partido, no hemos querido el poder a cualquier precio porque defendemos estabilidad, sensatez y progreso para la ciudadanía”, sostiene Aceves.

Aunque admite que no sería honesto entrar en la exclusividad de culpar a otros de tener que ir a una “segunda vuelta” electoral, añade que es evidente que la ciudadanía debe reflexionar sobre “quién lo intentó,a quién le importó nada la situación del país o jugó a repetir la cita electoral y la importancia de optar ahora por estabilidad-progreso o bloqueo-retroceso en noviembre”.

El secretario general de los socialistas en Segovia dice entender las sensaciones de la ciudadanía pero afirma que los socialistas intentaron conseguir una mayoría para la investidura con los socios preferentes de Unidas Podemos “con hasta cinco ofertas diferentes e incluso con un gobierno de coalición en el que hubieran contado con una vicepresidencia y tres ministerios sociales y unas líneas programáticas claras pero la ambición desmedida y sin límites de Iglesias por los sillones no hizo posible el acuerdo y ahora da una oportunidad a las derechas”.

En este sentido, indica que esa actitud de Iglesias, “por cuarta vez” no permitiendo un gobierno del PSOE en España, deja huérfanos a muchos de sus votantes que apuestan por políticas de izquierdas “que lleguen a la gente y menos luchas cainitas por el poder” y es “otro inmenso e histórico error político que le pasará factura”.

Aceves recuerda que “lo hemos visto en el Ayuntamiento de Madrid, cuando la izquierda no hace lo que exige Iglesias, trabaja a la contra incluso aunque el error otorgue el gobierno a las derechas y ahora en el Gobierno de España lo hemos vuelto a presenciar”.

Las derechas

En cuanto al resto de partidos y líderes, el secretario general del PSOE en Segovia sostiene que “Casado ha demostrado su interés de bloqueo, su cinismo e interés partidista, no es ninguna alternativa de gobierno, está envuelto en su debilidad, bisoñez y políticas arrimadas a la ultraderecha, por lo que los españoles poco pueden esperar del líder popular”.

Recuerda que Casado dijo literalmente hace unos años que “si el PSOE sacara 52 escaños y 2 millones de votos al PP, nadie podría entender que su partido bloqueara la investidura por el interés del país. Pues bien, son 57 escaños de diferencia y desde el primer día sólo optó por el bloqueo partidista y contrario a los intereses del país con repercusiones en la economía, empresas, inversores, trabajadores, etc”.

Aceves explica que la decepción de la “regeneración” que propugnaba Ciudadanos y Rivera se observa “con la desbandada de los más centristas”, de los fichajes de prestigio que anunciaba y su posición “infantil” de no querer reunirse con el presidente del Gobierno durante todo el verano y del “puro teatro” de cambio de posición de esta semana, por lo que sus votantes “ven su extremismo y su irresponsabilidad como una deriva de “locura egocéntrica”.